Category Archives: Devocional

Devocional

El amor del Padre

Published by:

En aquel día pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios. Jn 16:26 

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Jn 16:33 

  1. Los que son amados por Dios. 

Aquí el Señor Jesús anticipa un día, un día glorioso, un día en el que los discípulos experimentarán una nueva relación con el Padre. En esa nueva relación Jesucristo echará sobre sus hombros nuestras oraciones, asumiendo esa carga de manera personal, y haciendo suyas las peticiones que presentamos en su nombre. Otro aspecto de ese nuevo pacto es que los discípulos serán amados por el Padre, y esto será posible por el reconocimiento de que Jesús es el Señor. 

Ese día ha llegado. Nosotros somos esos discípulos. Aquellos que reconocen Quien es Jesús, que es Dios encarnado, el Logos de Dios, que es Señor, y que tiene toda autoridad en el Cielo y en la Tierra, que reconocen su deidad y humanidad, su muerte sustitutoria en la cruz, su resurrección y ascensión triunfal, estos son los que entran en una nueva era de los tratos de Dios con la humanidad. Una era de privilegios inimaginables. 

Recientemente alguien que acababa de creer el evangelio me hablaba de lo asombroso que le resultaba el perdón completo que hay en Jesús. No puedo menos que recordar el libro de mi admirado José de Segovia: “El asombro del perdón”.  Asombrarnos por el perdón y el amor del Padre sólo es posible si hemos reconocido el abismo que es nuestro pecado, la vileza de nuestras miserias, y lo que merecemos por ellas. Aquel fariseo que oraba consigo mismo, satisfecho de su bondad, no se asombra del amor de Dios por él, cree que lo merece. Nunca entenderá el perdón, no cree que haya hecho nada malo. Cree que su justicia es al menos casi tan grande como la justicia de Jesús, y cree que su obediencia es tan completa como la del Hijo de Dios. Eso es la necedad y amargura del hijo mayor, la rebeldía de Absalón, la inmadurez de Roboam.  

  1. Creados para ser amados. 

El ser humano ha sido creado con una profunda necesidad relacional. Anhelamos la amistad y el cariño de otros. Aquellos nunca han conocido la bendición de unos padres que los aman, anhelarán ese amor y sufrirán por esa carencia.  

“.. el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado” 

Y no sólo eso, también hemos sido creados para ser amados por Alguien cuyo amor es tan perfecto, tan grande, cuya compañía es tan deleitosa, que a su lado el mejor amigo es una pobre compañía. Esa dimensión del ser humano existe, y aunque dañada por el pecado, hará de nosotros seres incompletos hasta que no encontremos en Jesús el reposo definitivo. Igual que los espíritus inmundos andan por lugares secos buscando algo de alivio, los seres humanos vagamos por la vida buscando ese Amor en otros amores.  

Pero ese amor no es gratuito. Tampoco es barato. Nuestra condición rebelde ha afectado a cada estrato de nuestro ser, contaminando la raíz, y extendiéndose a nuestra mente, y nuestras emociones. Nuestro pecado ofende de tal manera a Dios que somos arrojados de sus ojos como Adán y Eva lo fueron del paraíso.  “Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio” Hab 1:13 un mal tan grande sólo pudo ser perdonado con un bien supremo, el perfecto hijo de Dios, limpio, obediente y manso, ofrecido como pago por nuestro mal. Dios pagando bien a cambio de nuestro mal, amor por nuestro odio, bendición sobre nuestra maldición. Si el Hijo de Dios no hubiera cargado el pecado, este nos hubiera aplastado. 

Este acto de Dios: Jesús, sólo puede ser reconocido, creído y recibido, como garantía del perdón hecho posible, o rechazado e ignorado, como garantía de la condenación merecida. No hay un camino intermedio cuando el ser humano es enfrentado con Jesús. Este es el antídoto de un mortal veneno que en cuestión de tiempo nos consumirá. Si la indiferencia nos lleva a dejar que el veneno del pecado actúe en nuestro cuerpo, somos justos merecedores de nuestra fatalidad.  

Sin embargo, cuando Jesucristo es creído y honrado, las puertas del Cielo se abren ante nosotros, la sonrisa del Padre nos recibe a la mesa, y todas nuestras cargas son quitadas. El amor del Padre en Jesús es un amor que nos pone el sello de Dios, nos hace suyos para siempre. “Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, De cierto lo menospreciarían” Cnt 8:7 nadie que haya conocido ese amor lo cambiaría por nada, ya que nada se asemeja al valor eterno del amor del Padre.  

Quisiera que todos pudiéramos adentrarnos en este misterio y perdernos en él. Crecer en este amor, y estar firmes, arraigados y cimentados en este bendito amor del Padre. Levantarnos por las mañanas cantando y acostarnos por las noches dando gracias. Que abramos el tesoro de nuestros bienes espirituales, que recorramos por la fe la esperanza venidera, que sostengamos con fuerza el ancla que nos une al Cielo y tira de nosotros. Quedó fuera la maldición y la muerte, hemos sido trasladados al Reino del Amado Hijo, estamos en casa, somos amados, la mesa está puesta ante nosotros, nos espera la compañía deleitosa del padre, el verdadero hogar de cada creyente. 

Devocional

Recostados en el Amado

Published by:

¿Quién es ésta que sube del desierto,
Recostada sobre su amado? Cantares 8:5

Usando el potencial alegórico que nos dice que la sulamita es la iglesia y el amado es Jesucristo quiero compartir este pensamiento con vosotros.
El desierto es un lugar de prueba. Israel vagó 40 años por el desierto. El Señor fue tentado en el desierto. En el desierto no tenemos nada, sólo a Dios y nuestra confianza en Él.
Aquí el escritor ve a una mujer que sube del desierto. Pero esta mujer no va sola, esta mujer está saliendo del desierto apoyada en Alguien, y ese alguien es su amado.

La iglesia está atravesando un desierto. A lo largo de la historia hemos atravesado muchos. Nosotros tenemos este desierto, y sólo hay una forma de pasarlo, apoyarnos en el Amado.

Devocional Personal

El Salmo de la epidemia

Published by:

EL SALMO 91 FUE ESCRITO EN MEDIO DE UNA EPIDEMIA DE PESTE 

El terror es algo que muchos están experimentando hoy. Miedo al desastre económico. Miedo a las noticias y los mensajes de alarma en RRSS. Miedo por la separación de la familia. Miedo por nuestros mayores. 

¿CÓMO PUEDO TENER PAZ EN MEDIO DE LA AGITACIÓN MUNDIAL? 

Los que viven al amparo del Altísimo, encontrarán descanso a la sombra del Todopoderoso. V.1 

La clave es esta: vive en la presencia de Dios, vive con tu mente llena de Dios. Confiar en Dios y descansar en Él es un acto consciente e intencional de búsqueda. 

Pasarse el día leyendo noticias, o hablando por teléfono sobre lo mal que está la cosa no es refugiarse en Dios.  

El resumen del Salmo 91 es este: LA CONFIANZA TRIUNFA SOBRE EL MIEDO 

Pero para ello necesitas conocer Quien es Dios, y qué clase de Dios es.  

  1. QUIEN ES DIOS, EL CARÁCTER DE DIOS. 

Se nos da una cuádruple descripción de Dios, 

EL ALTÍSIMO 

EL TODOPODEROSO 

EL SEÑOR (YAHWEH) 

EL DIOS SUBLIME 

Nuestra confianza en Dios es tan grande como como nuestra comprensión de su grandeza. Un conocimiento raquítico de Dios es una confianza pobre de Dios.  

Declaro lo siguiente acerca del Señor: 

Solo él es mi refugio, mi lugar seguro; 

    él es mi Dios y en él confío. V.2 

Él es un Dios cercano, seguro, interesado en nuestro bien. ¡Y es nuestro Dios! 

  1. DIOS NOS LIBRARÁ, EL SIGNIFICADO DE LA PROVIDENCIA DE DIOS 

Te rescatará de toda trampa 

    y te protegerá de enfermedades mortales. 

Con sus plumas te cubrirá 

    y con sus alas te dará refugio. 

    Sus fieles promesas son tu armadura y tu protección. V.3 y 4 

¿Qué signigica la protección de Dios?, ¿qué significa que Dios nos guarda? Esto es importante, porque el diablo MALINTERPRETÓ este versículo para tentar y manipular a Jesús: “Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden… En las manos te llevarán para que tu pie no tropiece en piedra.” (v.11-12) 

Cuando usamos mal la Palabra de Dios nos ponemos en peligro. 

La fe no es una póliza de seguro, no es una especie de magia protectora. Algunos creyentes se jactan de la protección de Dios y se vuelven irresponsables, poniéndose en riesgo y poniendo en riesgo a otros. 

La fe no garantiza la ausencia de la prueba, pero sí la victoria sobre la prueba. El apóstol Pablo desarrolla esta idea de forma majestuosa en el cántico de Romanos 8:28-39: “en todas estas cosas (pruebas) somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó, Cristo”. 

La seguridad de la fe es la certeza del poder de Dios, de la presencia de Dios a través de las dificultades. 

LA TRIPLE C:   

No tengas miedo de los terrores de la noche 

    ni de la flecha que se lanza en el día. 

6 No temas a la enfermedad que acecha en la oscuridad, 

    ni a la catástrofe que estalla al mediodía. V. 5 y 6 

  1. TU RESPUESTA DEBE SER LA CONFIANZA 

él es mi Dios y en él confío v. 2 

Saber todas estas cosas es bueno, oirlas también, pero necesitas hacerlas tuyas. Así que quiero oirte decir en voz alta: “EL ES MI DIOS Y EN EL CONFÍO”, dilo. “EL ES MI DIOS Y EN EL CONFÍO”. Que tus hijos te oigan decirlo, que tu marido o tu esposa te oigan decirlo. Repítelo, repítetelo.  

Tu confianza en Dios crece cuanto mayor es tu relación con Él. ¿Por qué no cuidas tu vida espiritual? 

Nuestra vida no está en manos del virus, sino de Dios. La desgracia no controla nuestras vidas, sino el Dios todopoderoso.  

Tomado del excelente artículo: https://www.protestantedigital.com/mente-y-corazon/50914/un-salmo-en-la-epidemia-la-confianza-triunfa-sobre-el-miedo

Devocional Reflexiones personales

Ocultarnos

Published by:

Después de aquellos días concibió su mujer Elisabet, y se recluyó en casa por cinco meses, diciendo: Así ha hecho conmigo el Señor en los días en que se dignó quitar mi afrenta entre los hombres.
S. Lucas 1:24‭-‬25 RVR1960

¿Por qué se recluye? ¿No la había Dios favorecido con gran misericordia? ¿No era el momento de cerrar la boca de los que se burlaban de su mal?

Aquel regalo de Dios era para los planes, los propósitos y la gloria de Dios. Y era también para Elisabeth. Era para ella en la medida que ella lo ponía al servicio de Dios. Así que se negó a vengarse o jactarse de aquel niño, sino que ella se ocultó para que solo Dios resplandeciera.

Cuantas veces nosotros queremos tomar el protagonismo, robándole a Dios Su Gloria. Olvidando que hay mayor disfrute en ver a Dios vindicado que vernos nosotros exaltados, es más satisfactorio darle a Dios el control y protagonismo.

Dejemos a Dios obrar y pongámonos al servicio de sus planes. Y llegado el momento demos un paso atrás, al igual que Juan el Bautista quien dijo que era necesario que Jesús se llevará el protagonismo y que él fuera desapareciendo.

Devocional

El Misterio de Dios

Published by:

«Viniendo de la parte del norte la dorada claridad. En Dios hay una majestad terrible. Él es Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en poder; Y en juicio y en multitud de justicia no afligirá. Lo temerán por tanto los hombres; Él no estima a ninguno que cree en su propio corazón ser sabio.»
‭‭Job‬ ‭37:22-24‬ ‭RVR1960‬‬

Dios es absoluto, o es obsoleto. El hombre y Dios no pueden compartir Su Trono. Y Dios es un misterio, es un océano del que apenas vemos los bordes. No somos más que hombres que viven en una frustrante limitación.
Si Dios no es un misterio, entonces sería comprensible y podemos dedicarnos a hablar de nosotros mismos, a ejercitar nuestro músculo especulativo y a intentar ser relevantes a otros hombres con nuestras geniales ideas.

¿Te impresiona Su Grandeza?
¿Te aterra su Majestad?
¿Te conmueve Su amor?

Si partimos de esa visión la comunión con Él será deseable, y el servicio, un honor.

En la Cruz podemos ver lo terribles que son los juicios De Dios, lo severa que es Su justicia, y lo inmenso que es Su amor. «La misericordia y la verdad se encontraron; La justicia y la paz se besaron.»
‭‭Salmos‬ ‭85:10‬ ‭

No tenemos otro mensaje. Que el Señor llene nuestros corazones de estas verdades y que cada Domingo sea una ventana al Calvario y a la tumba vacía.

Devocional

Que el pecado no te paralice

Published by:

En la vida cristiana no puedes quedarte quieto: tienes que seguir hacia adelante. Da igual cuantas veces te caigas. Nuestro Dios es pura Gracia, perdón, redención. Y si algo nos enseña la redención es que el pecado no es una razón para autoexluirnos de Dios. Busca a Dios siempre.
Ocurre que cuando pecamos decidimos hacer caso a esa voz de acusación que dice que no somos dignos de Dios, que nos alejemos de Él. Cuando lo que necesitamos es lo contrario: acercarnos a Él. Sí, ensuciados por nuestro pecado, sí, vistiendo ropas viles, necesitamos ir a la presencia del Padre para recibir el abrazo del perdón y ropas limpias. ¿Has pecado? busca a Dios. ¿No te crees digno de su presencia? busca su presencia. La Gracia nos enseña que no, no somos dignos, pero Cristo fue hecho maldición para que nosotros podamos disfrutar esa comunión.
Que el Señor nos ayude.

Devocional

Se acerca la mañana

Published by:


«¿Por qué he de temer en los días de adversidad, Cuando la iniquidad de mis opresores me rodeare? Los que confían en sus bienes, Y de la muchedumbre de sus riquezas se jactan, Ninguno de ellos podrá en manera alguna redimir al hermano, Ni dar a Dios su rescate (Porque la redención de su vida es de gran precio, Y no se logrará jamás), Para que viva en adelante para siempre, Y nunca vea corrupción. Pues verá que aun los sabios mueren; Que perecen del mismo modo que el insensato y el necio, Y dejan a otros sus riquezas. Su íntimo pensamiento es que sus casas serán eternas, Y sus habitaciones para generación y generación; Dan sus nombres a sus tierras. Mas el hombre no permanecerá en honra; Es semejante a las bestias que perecen. Este su camino es locura; Con todo, sus descendientes se complacen en el dicho de ellos. Selah Como a rebaños que son conducidos al Seol, La muerte los pastoreará, Y los rectos se enseñorearán de ellos por la mañana; Se consumirá su buen parecer, y el Seol será su morada. Pero Dios redimirá mi vida del poder del Seol, Porque él me tomará consigo. Selah»
Salmos 49:5-15 RVR1960

¿Cuál es el precio de la redención?. ¿Crees que te podrías permitir algo tan valioso como tú redención o la de otro?. Sin duda que no puedes. Ni todo el oro del mundo podría pagar el rescate de nuestros pecados y el perdón. Sin embargo los seres humanos confiamos en las riquezas, ignorando que el disfrute de las mismas solo dura muy poco y otros serán los que disfruten de ellas (entre ellos Hacienda!).

La Biblia dice que el hombre más necio de todos es el que piensa que 1) hay seguridad en sus bienes materiales y 2) su situación nunca cambiará y vivirá siempre.

El juicio sobre los que viven así, sin Dios y con su fe puesta en el dinero es este: la muerte los pastoreará. Ellos nunca podrán decir: el Señor es mi pastor, porque experimentarán la muerte en un sentido pleno. No tendrán ninguna esperanza al lugar de soledad al que van, el infierno no tiene puerta de salida, ni tampoco hay música en el Seol, ni risas.

El texto final es más hermoso y es la segunda parte del juicio para aquellos que no confían en el Dios de la Biblia, “los rectos se enseñorearán de ellos por la mañana”. Se acerca el día del Señor, una mañana de esperanza y luz para los creyentes, el día en que Dios premie a sus escogidos y consuele a los que vivieron para El. Jesucristo mismo prometió que aquel día tendremos consolación y heredaremos la tierra.

Devocional

La voz del Amado

Published by:

¡La voz de mi amado! He aquí él viene Saltando sobre los montes, Brincando sobre los collados. (‭Cantares‬ ‭2‬:‭8‬ RVR1960)

Todo hijo de Dios ha sido salvado en esperanza, la feliz esperanza de encontrarse con su Amado Salvador. Un día bien cercano oiremos su voz llamándonos a su encuentro. Ese día parecerá que soñamos, de pura felicidad. El nos conducirá a la conclusión de todas las cosas, al cumplimiento de cada propósito divino en El. Una boda, un banquete, un Reino inconmovible. Eso nos espera. Anhelamos oir esa voz.

Devocional

¿Qué es ser humano?

Published by:

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. (‭Colosenses‬ ‭1‬:‭16‬ RVR1960)

Colosenses 1 habla de la primacía de Cristo sobre todas las cosas. Jesus es el origen y el destinatario de todo, a Él le pertenecen, el sentido y el propósito de todo es Jesus.

A menudo las películas y libros se plantean una cuestión aparentemente sin respuesta: ¿cual es el sentido de la vida?. En un programa de radio decían que esa era una pregunta absurda, que el sentido de una flor, era ser flor, por lo tanto el destino de un hombre, es ser un hombre, nada mas. Pero, ¿qué es ser un ser humano, en que consiste?.

Nuestro texto nos da respuesta: el propósito de ser un hombre es conocer a Dios, tener relación con El, adorarle como nuestro Dios, y que Él sea el centro de todo. Cuando Dios no es el centro y el fin del ser humano nada tiene sentido, cuando Dios es el centro del ser humano, el ser humano es entonces verdaderamente humano.

Y dejadme decir algo mas, cuando Dios es el todo del ser humano, es cuando mas feliz es el ser humano, mas completo, más gozoso, y mejor ser humano es.

Devocional

Poder para adaptarnos

Published by:

No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Fil 4.11 y ss

Lo que más nos cuesta a los seres humanos es adaptarnos a las circunstancias que cambian. Los cambios, para muchos de nosotros, suponen un transtorno, nos hacen temerosos, vulnerables, irritables.
El apóstol Pablo vivía en continuos cambios, además, cambios muy extremos que lo llevaban de la abundancia al hambre, él comparte con nosotros una lección: Cristo le había dado poder para adaptarse y estar satisfecho en medio de cualquier situación, le había dado la capacidad de disfrutar de la situación en la que estaba.

¿Cual es el secreto?, apoyarnos en Aquel que vivió a merced de la voluntad del Padre, confiar en el que dejó la Gloria del Cielo por la miseria de Nazaret, del que abandonó la gozosa compañía del Padre, por la cuadrilla de pecadores que sorteaban sus ropas a los pies de su cruz. Sólo la íntima comunión con Él nos puede dar paz en medio de los cambios, contentamiento en medio de una economía cambiante, gozo a pesar de la pédida.