Category Archives: Reflexiones personales

Reflexiones personales

La necesidad de una vieja predicación

Published by:

La vitalidad, relevancia y poder del púlpito afectan de manera directa las vidas los creyentes. Mi admirado Leonard Ravenhill enseñaba que hay tres elementos esenciales en la predicación: inmensidad, intensidad y eternidad.

El poder de la predicación deriva de la fidelidad a la Palabra De Dios, de mantener los énfasis del mismo Libro Sagrado, y la centralidad del Hijo De Dios como la solución divina a la deformidad moral del ser humano. El juicio de un Dios SANTO es el terrible veredicto que impulsa al predicador con urgencia, y conduce al gran tema: Cristo Jesús, el Cordero inmolado, la cruz, donde el juicio es llevado a cabo con rigor sobre el Inocente, y la resurrección, la verdadera señal De Dios a un mundo escéptico.

Necesitamos (los predicadores) comprender bien a aquellos a los que nos dirigimos, conocer su cultura, sus preocupaciones, sus distracciones y su lenguaje. Los más jóvenes están separados de nosotros por una brecha cultural que sólo puede ser rota CUANDO NOS INTERESAMOS en su peculiar universo de series y juegos. ¿Y qué hace un predicador interesándose en juegos superficiales? ¡pues llevando a cabo un trabajo misionero para conocer al pueblo al que ha sido enviado!

Cuando sabemos cómo expresar verdades tan sublimes a una cultura tan primaria, con entretenimientos tan simples, padres expresar la Ciencia del Altísimo a los oídos de aquellos que nunca sabían que había un Dios como Él. Este doble estudio: el estudio de la Palabra, y el estudio de nuestra cultura, es fundamental para recorrer el abismo que nos separa a aquellos que hemos sido instruidos a los pies de puritanos, maestros bíblicos y ahora llegamos a las costas de un mundo bárbaro.

Necesitamos pasión, ardiente indignación, santa preocupación por la perdición de estas personas. No podemos predicar la Palabra De Dios con frialdad, o referirnos al Infierno con una sonrisa en los labios. No podemos hablar del Salvador con rutinaria indiferencia, sino con el mismo entusiasmo por el cual tildaban a los viejos metodistas de locos.

Desde los ancianos a los jóvenes, y sin olvidar a los niños, las palabras del maestro aun resuenan. Si Él no los olvidó sino que se esforzó por cautivarlos con su enseñanza, nosotros también debemos hacerlo, procurando que haya arte, creatividad y vida en un mensaje que es un encargo sagrado.

Audio Reflexiones personales

Cristianos anti mascarillas

Published by:

En los últimos años el panorama político se está radicalizando, por un lado el lado progresista ha encontrado un gran apoyo en las causas identitarias y en grupos más próximos al movimiento anti sistema. Por otro lado el lado conservador, quizás como reacción, está escorando a posiciones más extremas, y con líderes más autoritarios.

En medio de este fuego cruzado muchos cristianos se ven en la necesidad de tomar partido, abrazando los temores (que no la ideología) de un lado u otro. Esto es un grave error. Es un error por varias razones:

  1. porque mezcla el evangelio de Jesucristo con otras causas, desvirtuando el mensaje que nos ha sido dado.
  2. porque pone nuestra confianza en proyectos políticos en manos de hombre falibles, corruptos y en causas que serán finalmente deshechas.
  3. porque enfrenta a hermanos con hermanos.
  4. porque aleja a aquellos que están sedientos por la verdad

En este podcast reflexiono sobre la conveniencia de tomar partido político, y sobre cómo algunas iglesias han decidido desobedecer leyes de salud pública, quizás dejándose llevar por disputas ajenas. Confío que estas palabras nos hagan reflexionar sobre cuales deben ser las batallas que debemos pelear y cuales las que debemos dejar pasar.

Aprovecho también para dejaros unas reflexiones sobre este tema en este enlace.

Reflexiones personales

Hermandad para los veteranos de guerra

Published by:

Sebastian Junger es un corresponsal que estuvo en el pelotón que defendió la base de Restrepo (popularizada en el documental de Netflix). En esta conmovedora charla Ted reflexiona sobre su experiencia en el frente y sobre las dificultades que los soldados tienen para reincorporarse a la vida civil tras haber vivido una experiencia como una guerra.

Os recomiendo encarecidamente que veáis la charla. En síntesis lo que Junger explica que es mucho más fuerte la experiencia de hermandad que el trauma de la guerra. La conexión que se produce entre soldados, el sentido de pertenencia, la unidad como resultado del sacrificio del bien de los demás por encima del bien propio. No hay nada semejante en la vida civil.

Los veteranos ven la amistad lejos del frente como algo interesado y superficial, nada parecido a los lazos que han experimentado en el frente, donde la muerte no tiene tanta importancia como fallarle al resto de camaradas.

El ser humano ha sido creado a semejanza de Dios y con el propósito de amar abnegadamente. Una vida egoísta se nos antoja vacía. El individualismo se nos antoja vacío. Es por eso que las sectas tienen ese poder, la capacidad de fascinarnos con dar la vida por una causa mayor en la compañía de otros compañeros de (armas, fe, servicio).

La hermandad espiritual entre hijos de Dios sólo es tan fuerte entre aquellos que vivimos la iglesia en la distancia más corta, desde el servicio a otros, y desde el servicio mutuo. Necesitamos esa clase de lazos.

Devocional Reflexiones personales

Ocultarnos

Published by:

Después de aquellos días concibió su mujer Elisabet, y se recluyó en casa por cinco meses, diciendo: Así ha hecho conmigo el Señor en los días en que se dignó quitar mi afrenta entre los hombres.
S. Lucas 1:24‭-‬25 RVR1960

¿Por qué se recluye? ¿No la había Dios favorecido con gran misericordia? ¿No era el momento de cerrar la boca de los que se burlaban de su mal?

Aquel regalo de Dios era para los planes, los propósitos y la gloria de Dios. Y era también para Elisabeth. Era para ella en la medida que ella lo ponía al servicio de Dios. Así que se negó a vengarse o jactarse de aquel niño, sino que ella se ocultó para que solo Dios resplandeciera.

Cuantas veces nosotros queremos tomar el protagonismo, robándole a Dios Su Gloria. Olvidando que hay mayor disfrute en ver a Dios vindicado que vernos nosotros exaltados, es más satisfactorio darle a Dios el control y protagonismo.

Dejemos a Dios obrar y pongámonos al servicio de sus planes. Y llegado el momento demos un paso atrás, al igual que Juan el Bautista quien dijo que era necesario que Jesús se llevará el protagonismo y que él fuera desapareciendo.

Audio Reflexiones personales

Sabiduría popular vs. Biblia

Published by:

Hay más sabiduría en una sola página del “Progreso del peregrino” que en mil éxitos cristianos de librería actuales. Y quien dice el libro de Bunyan dice cualquiera de los viejos predicadores como Spurgeon, Thomas Watson, o el más reciente Arthur W. Pink, quienes con su conocimiento de la Escritura y las doctrinas de la Gracia siguen iluminando las vidas de los que bucean en sus profundidades.

Apenas leo novedades, tengo demasiado pendiente de leer, y sobre todo que releer de estos reformadores. Es por eso que, al disfrutar de tanta bendición por medio de su lectura, me resultan tremendamente superficiales los consejos de revista en mensajes. Es “oda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2 Tm 3:16-17) lo dice con claridad, la perfección de la Palabra es tal que tiene los recursos para que podamos vivir una vida creciendo hacia la plenitud, en dirección a la madurez espiritual. No hay otro recurso. Ni hay más sabiduría fuera de la misma.

Como comento en el audio, estoy repasando para unas conferencias que tengo que dar en el mes de Agosto sobre evangelio y familia. En cierto sentido me siento intimidado, por un lado porque las personas que componen mi auditorio son mayores que yo, en edad, en experiencia y en sabiduría. Afortunadamente, para mí, no vengo con mis ideas, o con mi sabiduría, sino procurando ser un expositor fiel de la Palabra de Dios, con un mensaje que no es el mío, sino el del Creador mismo. A continuación tenéis el audio donde reflexiono sobre esto.

Reflexiones personales

Inmensidad, intensidad, eternidad

Published by:

Porque partiendo de vosotros ha sido divulgada la palabra del Señor, no sólo en Macedonia y Acaya, sino que también en todo lugar vuestra fe en Dios se ha extendido, de modo que nosotros no tenemos necesidad de hablar nada; porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.
1 Tesalonicenses 1:8‭-‬10 RVR1960
https://bible.com/bible/149/1th.1.8-10.RVR1960

Los tres elementos de la predicación: INMENSIDAD, INTENSIDAD Y ETERNIDAD (Leonard Ravenhill).

¿Hablamos suficiente de la Eternidad? vivimos en una cultura pragmática que busca soluciones a problemas concretos. Y estamos rodeados de problemas, matrimonios en crisis, jóvenes sin compromiso, cristianos sin compromiso.

La Eternidad afecta radicalmente mi manera de vivir, y de servir.
La Eternidad afecta mi esperanza y gozo, esperamos a Jesús, la esperanza de Gloria.
La Eternidad me mueve a la santidad. A amar a mi mujer, a servir a los hermanos, a sufrir los agravios, a perseverar.

Los tres elementos de la predicación: INMENSIDAD, INTENSIDAD Y ETERNIDAD (Leonard Ravenhill).

¿Hablamos suficiente de la Eternidad? vivimos en una cultura pragmática que busca soluciones a problemas concretos. Y estamos rodeados de problemas, matrimonios en crisis, jóvenes sin compromiso, cristianos sin compromiso.

La Eternidad afecta radicalmente mi manera de vivir, y de servir.
La Eternidad afecta mi esperanza y gozo, esperamos a Jesús, la esperanza de Gloria.
La Eternidad me mueve a la santidad. A amar a mi mujer, a servir a los hermanos, a sufrir los agravios, a perseverar.

No pensamos lo suficiente en la Eternidad, ni en la muerte, ni en lo corta que es la vida. Muchas veces sólo intentamos buscar soluciones a los problemas de ahora, problemas matrimoniales, problemas emocionales, pero ¿qué del problema eterno, del juicio de Dios?.