Estudios bíblicos » July 2, 2018

Daily Archives: July 2, 2018

Audio Personal

Y aquí estamos, al final del curso

Published by:

Comienza el mes de Julio. Este es el periodo del año en el que uno empieza a notar el cansancio. Depende de tu temperamento los cambios serán diferentes, en mi caso me siento irritable por dentro y melancólico por fuera (lo sé, es una extraña combinación). Hay otro síntoma que me resulta más preocupante, y es la falta de paciencia, me irrito con aquellos con los que debería ser paciente. Sé que no debería ser así, pero….

Si estás en situaciones de responsabilidad, estás al frente de algún ministerio, tienes responsabilidad en las vidas de otras personas, o ¡eres papá o mamá!, seguro que a estas alturas del año estarás KO. Tranquilo, que no cunda el pánico, Dios no está enfadado contigo, tampoco te odia tu familia, y no, no eres un fracaso que todo lo hace mal. He aquí unos pocos consejos para estas temidas fechas.

1. No, Dios no está enfadado contigo. Es agotamiento, no es pecado. No conozco tu situación, pero a veces los creyentes interpretamos el decaimiento con alejamiento de Dios. No necesariamente es así. Si estás cansado, tu percepción del mundo cambiar a tonos más grises, no ha cambiado el mundo, sino tu percepción. Lo mismo ocurre con tu percepción de Dios.

2. Quizás dormir más no sea la solución. Si tu agotamiento es mental no creo que pasar más horas en la cama mejore tu estado de ánimo. Haz ejercicio, te sentirás muchísimo mejor.

3. Es el momento de refugiarte en la familia, en tu cónyuge y en tus amigos. Podrías cancelar esa innecesaria reunión de trabajo para salir al parque con tu esposo/a, ir a tomar algo con esos buenos amigos y desconectar del ajetreo.

4. No seas víctima de tu agenda, toma el control. Si la cosa se ha desmadrado es el momento de sentarse, no de salir corriendo y mirar eventos futuros, ¿es posible cambiar o anular citas?. No dejes que la agenda vaya delante de tí, ¡toma el control!.

5. Siéntate a los pies del maestro. Nuestra principal necesidad es ser renovados en la presencia de Dios. Quizás podrías levantarte un poco antes y comenzar un plan de memorización de un libro de la Biblia. O comenzar un estudio de un tema a través de la Biblia. Conoces la historia de Marta y María. Quizás haya asuntos menores, prescindibles, secundarios, que pueden esperar. Tu cita con Dios es la más importante del día, la necesitas.

 

Ir a descargar