Devocional Personal

El Salmo de la epidemia

EL SALMO 91 FUE ESCRITO EN MEDIO DE UNA EPIDEMIA DE PESTE 

El terror es algo que muchos están experimentando hoy. Miedo al desastre económico. Miedo a las noticias y los mensajes de alarma en RRSS. Miedo por la separación de la familia. Miedo por nuestros mayores. 

¿CÓMO PUEDO TENER PAZ EN MEDIO DE LA AGITACIÓN MUNDIAL? 

Los que viven al amparo del Altísimo, encontrarán descanso a la sombra del Todopoderoso. V.1 

La clave es esta: vive en la presencia de Dios, vive con tu mente llena de Dios. Confiar en Dios y descansar en Él es un acto consciente e intencional de búsqueda. 

Pasarse el día leyendo noticias, o hablando por teléfono sobre lo mal que está la cosa no es refugiarse en Dios.  

El resumen del Salmo 91 es este: LA CONFIANZA TRIUNFA SOBRE EL MIEDO 

Pero para ello necesitas conocer Quien es Dios, y qué clase de Dios es.  

  1. QUIEN ES DIOS, EL CARÁCTER DE DIOS. 

Se nos da una cuádruple descripción de Dios, 

EL ALTÍSIMO 

EL TODOPODEROSO 

EL SEÑOR (YAHWEH) 

EL DIOS SUBLIME 

Nuestra confianza en Dios es tan grande como como nuestra comprensión de su grandeza. Un conocimiento raquítico de Dios es una confianza pobre de Dios.  

Declaro lo siguiente acerca del Señor: 

Solo él es mi refugio, mi lugar seguro; 

    él es mi Dios y en él confío. V.2 

Él es un Dios cercano, seguro, interesado en nuestro bien. ¡Y es nuestro Dios! 

  1. DIOS NOS LIBRARÁ, EL SIGNIFICADO DE LA PROVIDENCIA DE DIOS 

Te rescatará de toda trampa 

    y te protegerá de enfermedades mortales. 

Con sus plumas te cubrirá 

    y con sus alas te dará refugio. 

    Sus fieles promesas son tu armadura y tu protección. V.3 y 4 

¿Qué signigica la protección de Dios?, ¿qué significa que Dios nos guarda? Esto es importante, porque el diablo MALINTERPRETÓ este versículo para tentar y manipular a Jesús: “Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden… En las manos te llevarán para que tu pie no tropiece en piedra.” (v.11-12) 

Cuando usamos mal la Palabra de Dios nos ponemos en peligro. 

La fe no es una póliza de seguro, no es una especie de magia protectora. Algunos creyentes se jactan de la protección de Dios y se vuelven irresponsables, poniéndose en riesgo y poniendo en riesgo a otros. 

La fe no garantiza la ausencia de la prueba, pero sí la victoria sobre la prueba. El apóstol Pablo desarrolla esta idea de forma majestuosa en el cántico de Romanos 8:28-39: “en todas estas cosas (pruebas) somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó, Cristo”. 

La seguridad de la fe es la certeza del poder de Dios, de la presencia de Dios a través de las dificultades. 

LA TRIPLE C:   

No tengas miedo de los terrores de la noche 

    ni de la flecha que se lanza en el día. 

6 No temas a la enfermedad que acecha en la oscuridad, 

    ni a la catástrofe que estalla al mediodía. V. 5 y 6 

  1. TU RESPUESTA DEBE SER LA CONFIANZA 

él es mi Dios y en él confío v. 2 

Saber todas estas cosas es bueno, oirlas también, pero necesitas hacerlas tuyas. Así que quiero oirte decir en voz alta: “EL ES MI DIOS Y EN EL CONFÍO”, dilo. “EL ES MI DIOS Y EN EL CONFÍO”. Que tus hijos te oigan decirlo, que tu marido o tu esposa te oigan decirlo. Repítelo, repítetelo.  

Tu confianza en Dios crece cuanto mayor es tu relación con Él. ¿Por qué no cuidas tu vida espiritual? 

Nuestra vida no está en manos del virus, sino de Dios. La desgracia no controla nuestras vidas, sino el Dios todopoderoso.  

Tomado del excelente artículo: https://www.protestantedigital.com/mente-y-corazon/50914/un-salmo-en-la-epidemia-la-confianza-triunfa-sobre-el-miedo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.