Reflexiones personales

Aburrir con la Palabra de Dios

Sigo con mucho interés a conocidos predicadores norteamericanos, es lo bueno que tiene Internet. Me encanta y aprendo mucho de ellos, su forma de comunicar y de hacer más cercana la Palabra de Dios. Tienen audiencia, porque las personas realmente están necesitadas de Dios y creo que muchas veces más que acercarles la Palabra las aburrimos con discursos soporíferos.

Pero personalmente mi predicador favorito es alguien de quien no he visto un solo vídeo ni escuchado un mp3. Es Carlos Spurgeon. Su colección de sermones “No hay otro evangelio” me parece una verdadera delicia que leo y releo. Spurgeon es capaz de predicar con pasión y fidelidad a la Palabra, a la vez que cautivar y mantener en vilo a cientos y miles de personas cada Domingo. ¿Hay interés por la Palabra?, creo que lo hay, pero también creo que igual que los humoristas y los profesionales del entretenimiento hacen lo mejor que pueden por hacer que su mensaje sea cautivador, nosotros tenemos que hacer lo mejor que podamos por buscar la excelencia y honrar a Dios.

 

Puedes leer el artículo completo en este enlace.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.