Uncategorized

Guarda silencio ante Dios

«Una vez habló Dios; Dos veces he oído esto: Que de Dios es el poder, Y tuya, oh Señor, es la misericordia; Porque tú pagas a cada uno conforme a su obra.»Salmos 62:11-12 RVR1960

Es una advertencia y un motivo de aliento para que confiemos. Cuidado, El que tiene el poder es Dios, nadie más tiene el poder, no te vuelvas insolente, ni soberbio, por que El poderoso es El.

Pero Dios también es el misericordioso, y su corazón se inclina a aquellos que se humillan, que están quebrantados y que sufren. 

Por lo tanto, se humilde, confía en Dios, no encubras tus pecados, no maltrates a tus semejantes, no usurpes el poder De Dios siendo un tirano y olvidando Quien lo controla todo.

De mi libreta devocional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *