Que el pecado no te paralice

En la vida cristiana no puedes quedarte quieto: tienes que seguir hacia adelante. Da igual cuantas veces te caigas. Nuestro Dios es pura Gracia, perdón, redención. Y si algo nos enseña la redención es que el pecado no es una razón para autoexluirnos de Dios. Busca a Dios siempre.
Ocurre que cuando pecamos decidimos hacer caso a esa voz de acusación que dice que no somos dignos de Dios, que nos alejemos de Él. Cuando lo que necesitamos es lo contrario: acercarnos a Él. Sí, ensuciados por nuestro pecado, sí, vistiendo ropas viles, necesitamos ir a la presencia del Padre para recibir el abrazo del perdón y ropas limpias. ¿Has pecado? busca a Dios. ¿No te crees digno de su presencia? busca su presencia. La Gracia nos enseña que no, no somos dignos, pero Cristo fue hecho maldición para que nosotros podamos disfrutar esa comunión.
Que el Señor nos ayude.

Preparación para las dificultades

Exposición de Juan 6.1-21 donde vemos dos señales que ponen de manifiesto el corazón compasivo y el poder de Jesucristo. Los tres años y medio que los apóstoles disfrutaron con el Señor Jesucristo les prepararon para una vida de servicio y dificultades. ¿Cómo enfrentar la necesidad y el miedo?, ¿cómo superar las dudas y el temor?, por medio de estas dos señales Cristo Jesús les muestra el poder y autoridad que tiene, su capacidad para proveerles en medio del desierto, y su autoridad sobre todo elemento o poder que se levantara contra ellos.

¿Podemos confiar en Dios?, ¿podemos seguirle confiados?, la respuesta de Juan 6 es un encendido y entusiasta ¡sí!.

Guarda silencio ante Dios

«Una vez habló Dios; Dos veces he oído esto: Que de Dios es el poder, Y tuya, oh Señor, es la misericordia; Porque tú pagas a cada uno conforme a su obra.»Salmos 62:11-12 RVR1960

Es una advertencia y un motivo de aliento para que confiemos. Cuidado, El que tiene el poder es Dios, nadie más tiene el poder, no te vuelvas insolente, ni soberbio, por que El poderoso es El.

Pero Dios también es el misericordioso, y su corazón se inclina a aquellos que se humillan, que están quebrantados y que sufren. 

Por lo tanto, se humilde, confía en Dios, no encubras tus pecados, no maltrates a tus semejantes, no usurpes el poder De Dios siendo un tirano y olvidando Quien lo controla todo.

De mi libreta devocional.

El viaje más largo

La vida es un viaje, un viaje largo, un viaje transcendente, ¿estamos preparados para este viaje?, ¿hacemos listas con las cosas que nos tenemos que llevar?. Tras el viaje de la vida nos espera una estación, la última estación es la muerte como una puerta abierta a la verdadera Vida, o a una eternidad de soledad.
Cómo vivimos va a determinar nuestro disfrute eterno. importa tu manera de vivir, ¿estás preparado para este viaje?.

Cuando Dios no responde

«¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?»‭‭S. Mateo‬ ‭26:53‬ ‭RVR1960‬‬

A veces Dios no quiere librarnos.

La perspectiva del sufrimiento nos aterra. Lo reconozco, soy muy cobarde. Si encontramos alguna forma de escapar de nuestro terror conseguiremos encontrar esa forma. Nuestro bendito Señor tenía una forma de escapar de la cruz, tan sólo orar a su Padre y podría escapar, Él le mandaría legiones de ángeles que lo librarían de aquellos hombres.

Pero Jesús no quería escapar de aquel horror que era la Cruz, porque en ese horror estaba la perfecta voluntad de Dios, y porque esa voluntad era para nuestra bendición.

Quizás nuestro problema sea ver nuestras pruebas como algo estéril y sin fruto, cuando en realidad esconden propósitos de bendición y vida. Que el Señor nos conceda la Gracia de mirar a las pruebas con fe en Aquel cuyos planes para nosotros son nuestra plena bendición, santificación, y glorificación de Él por medio de nosotros.