Preparación para las dificultades

Exposición de Juan 6.1-21 donde vemos dos señales que ponen de manifiesto el corazón compasivo y el poder de Jesucristo. Los tres años y medio que los apóstoles disfrutaron con el Señor Jesucristo les prepararon para una vida de servicio y dificultades. ¿Cómo enfrentar la necesidad y el miedo?, ¿cómo superar las dudas y el temor?, por medio de estas dos señales Cristo Jesús les muestra el poder y autoridad que tiene, su capacidad para proveerles en medio del desierto, y su autoridad sobre todo elemento o poder que se levantara contra ellos.

¿Podemos confiar en Dios?, ¿podemos seguirle confiados?, la respuesta de Juan 6 es un encendido y entusiasta ¡sí!.

Guarda silencio ante Dios

«Una vez habló Dios; Dos veces he oído esto: Que de Dios es el poder, Y tuya, oh Señor, es la misericordia; Porque tú pagas a cada uno conforme a su obra.»Salmos 62:11-12 RVR1960

Es una advertencia y un motivo de aliento para que confiemos. Cuidado, El que tiene el poder es Dios, nadie más tiene el poder, no te vuelvas insolente, ni soberbio, por que El poderoso es El.

Pero Dios también es el misericordioso, y su corazón se inclina a aquellos que se humillan, que están quebrantados y que sufren. 

Por lo tanto, se humilde, confía en Dios, no encubras tus pecados, no maltrates a tus semejantes, no usurpes el poder De Dios siendo un tirano y olvidando Quien lo controla todo.

De mi libreta devocional.

El viaje más largo

La vida es un viaje, un viaje largo, un viaje transcendente, ¿estamos preparados para este viaje?, ¿hacemos listas con las cosas que nos tenemos que llevar?. Tras el viaje de la vida nos espera una estación, la última estación es la muerte como una puerta abierta a la verdadera Vida, o a una eternidad de soledad.
Cómo vivimos va a determinar nuestro disfrute eterno. importa tu manera de vivir, ¿estás preparado para este viaje?.

Cuando Dios no responde

«¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles?»‭‭S. Mateo‬ ‭26:53‬ ‭RVR1960‬‬

A veces Dios no quiere librarnos.

La perspectiva del sufrimiento nos aterra. Lo reconozco, soy muy cobarde. Si encontramos alguna forma de escapar de nuestro terror conseguiremos encontrar esa forma. Nuestro bendito Señor tenía una forma de escapar de la cruz, tan sólo orar a su Padre y podría escapar, Él le mandaría legiones de ángeles que lo librarían de aquellos hombres.

Pero Jesús no quería escapar de aquel horror que era la Cruz, porque en ese horror estaba la perfecta voluntad de Dios, y porque esa voluntad era para nuestra bendición.

Quizás nuestro problema sea ver nuestras pruebas como algo estéril y sin fruto, cuando en realidad esconden propósitos de bendición y vida. Que el Señor nos conceda la Gracia de mirar a las pruebas con fe en Aquel cuyos planes para nosotros son nuestra plena bendición, santificación, y glorificación de Él por medio de nosotros.

Una invitación 

«El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo;»‭‭S. Mateo‬ ‭22:2‬ ‭RVR1960‬‬

El Reino es una fiesta. El Reino de Dios, el plan de Dios, es una fiesta de puro gozo, la celebración de un Padre que invita a disfrutar de la boda de su hijo. En el Islam el enfoque es la sujeción a Dios, en el budismo es la liberación del sufrimiento…. En el cristianismo bíblico es unirse al gozo de un Dios de amor que quiere que nos unamos a su felicidad. Un invitación dirigida a personas indignas y empobrecidas que reciben una invitación para ir al Palacio del Rey. 

¿Por qué este Rey desea que sus invitados se unan a Él en su alegría?, porque es un a Rey de Gracia que ofrece buenas cosas a personas que no lo merecen.

Puedes quedarte fuera o entrar en el gozo de este Rey, puedes dejar pasar la oportunidad o disfrutar de la generosidad de Dios quien ha abierto las puertas de su casa para ti. 

Recordando a Ecuador

No puedo evitar acordarme de Ecuador. Como español me siento muy bendecido por el pueblo ecuatoriano, durante una época muchos vinieron a España para trabajar y labrarse un futuro. Hicieron sacrificios inmensos para establecerse aquí. No sólo nos trajeron su trabajo, también su amor por Dios. El pueblo ecuatoriano es un pueblo que ama a Dios. Las iglesias evangélicas se llenaron de hombres y mujeres deseosos de adorar y de usar sus dones.

En la iglesia local de la que soy miembros he tenido el privilegio de conocer a varias familias ecuatorianas, algunos de ellos son más que amigos y hermanos, son familia, en un sentido muy cercano y real. Hemos llorado juntos, hemos reído y hemos visto la mano del Señor obrar. Es por eso que ahora me siento muy cercano del noble pueblo de Ecuador y quiero orar a Dios por protección, consuelo, fortaleza y Su bendición. Que Él sostenga sus corazones en esta hora de prueba y bendiga la noble nación de Ecuador. ¡Amén!.

Un futuro lleno de sorpresas

«Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.»

‭‭Romanos‬ ‭8:18‬ ‭RVR1960‬‬

Lo cierto es que no sabemos mucho sobre la gloria que en nosotros ha de manifestarse. El Señor Jesus ha hablado más del infierno que de las maravillas que Dios tiene para sus escogidos. ¿Por qué es esto así? Esto es así porque las maravillas y la gloria que Dios ha preparado no son posibles de concebir en nuestro estado natural. El estado eterno para los que aman a Dios será vivir cada día de esa eternidad en continuo asombro, maravillados por la grandeza de unos dones que superan cualquier expectativa que pudiéramos tener.