El conocimiento de Dios

Aquí tenéis las notas de mi mensaje “El conocimiento del Dios verdadero”, un estudio basado en Ex 34.1-7 donde se consideran algunos atributos de Dios, su misericordia, clemencia y fortaleza. El estudio de estas doctrinas no sólo nos ayudarán a conocer a Dios, sino que afectarán nuestra vida espiritual, adoración, santidad y familia. Ruego al Señor que sea de gran bendición:

Podéis leer el estudio en este enlace.

Si John Owen levantara la cabeza…

O Spurgeon, o David Brainerd, o Jonathan Edwards…..

No voy a hablar del cristianismo que se vive en general en las iglesias, ni del “estilo de vida cristiano” que se acepta. Lo dejaré en paz… de momento.

quiero hablar de lo que se predica en las iglesias, de lo que se comparte en el púlpito cada Domingo. Pero antes de decir nada, eliminemos del análisis a cierto tipo de iglesias (NO todas, pero sí muchas) que predican cosas como:

-Dios tiene un milagro para tí, reclama tu milagro…
-Acepta al Señor Jesús, entrégale tu vida y tus sueños para que seas un vencedor y así alcanzar todas tus metas…

-Honra al Señor con tus ofrendas, por cada euro que ofrendes Dios te dará cien, porque Él ha prometido darte el ciento por uno…

-Sólo tienes que confesar, dí “Señor, recibo que esa nueva casa, ese auto nuevo es mío, ¡gracias Señor!”…

Y cosas semejantes a estas… cualquier cosa con tal de no tomar la Biblia y exponerla capítulo a capítulo y versículo a versículo. Dejemos a un lado a esos “mercaderes” (como dice el pastor Chuy Olivares) y centrémonos en las iglesias que creen en la Biblia y la predican.

¿Qué le pasa a la doctrina?. Tenemos una idea absurda que circula por ahí que dice: “Yo no estoy interesado en doctrina, la doctrina divide”, y otra cosa que escuché a un hermano decir en la iglesia: “Tengamos cuidado con obsesionarnos con la Biblia, no sea que nos volvamos bibliólatras” (sí, lo dijo así).

Error número 1: la doctrina es algo que ocasiona divisiones. Y la música en la iglesia, y los bancos (o sillas), o la forma de celebrar la Santa Cena, ¡o las mujeres! (me refiero al papel de las hermanas en la iglesia), ¿debemos, por amor a la unidad, eliminar la música, los bancos, la Santa Cena y a las hermanas?. Más bien no.
La doctrina, o la teología es el estudio de Dios. ¿Amas a Dios?, ¿y si dices que le amas cómo te jactas de no querer conocerle?. Teología significa eso, el estudio de Dios. Es como si yo le digo a mi esposa: “Amor mío, te amo, te amo mucho, pero no quiero oírte hablar NUNCA, no me interesa qué es lo que te gusta, o lo que aborreces, qué te hace sentir cómoda, mejor escúchame a mí”. ¿Eso es amor?.
Amigos, lo que causa divisiones es el PERSONALISMO. El amor a tu propia opinión.

Error número 2: ¿podemos volvernos bibliólatras?. Dice el Señor Jesús: “el que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama” Jn 14.21 y “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” Jn 17.3.
¿Cómo podemos conocer al Dios de la Biblia sin estudiar la Biblia?, ¿cómo podemos obedecer los mandamientos de Dios sin conocerlos antes?.

¿Qué le ocurre a la doctrina de la cruz, del nuevo nacimiento, de la depravación total, etc…?. No lo sé, pero me puedo imaginar lo que pensaría el señor Spurgeon si se levantara de su tumba (lo hará) y con ese ingenio afilado describiera al púlpito hoy en día.
De paso, pensemos en Spurgeon. En las librerías se venden biografías de Spurgeon, pero pocos leen los sermones de Spurgeon, pocos, muy pocos conocen lo que Spurgeon predicaba, y son menos aún los que los creerían. Me refiero a las mismas doctrinas que hicieron que Inglaterra se volviera contra él, acusándolo unos de ser un hiper calvinista, y otros de predicar que un cristiano podía deslizarse de la Gracia, y para ellos bajar las escaleras del púlpito deslizándose por la barandilla (era una historia falsa que circulaba por aquellos tiempos). Raro era el periódico que no insultaba a Spurgeon, o el púlpito que lo denigrara (sobre todo al final de su vida).

¿Qué doctrinas eran esas?, la depravación total del ser humano, el nuevo nacimiento, la elección incondicional de Dios, el llamamiento eficaz… cosas con la que muchos no se sienten demasiado cómodos, y que o bien ignoran, o bien aborrecen.
Así que de forma incomprensible Spurgeon es admirado, pero no conocido, exaltado, pero dejado de lado. Aquel que dijo que era “el último de los puritanos” acertaba y de qué manera en sus palabras. Descrubrí lo que predicaba Spurgeon leyendo el libro “No hay otro evangelio”. Sigo leyéndolo contínuamente.

Y si Spurgeon es casi un desconocido, ¿qué de John Owen?. La teología nunca llegó tan alto como cuando aquellos celosos puritanos se pusieron a buscar con pasión al Dios de las Escrituras. Si queréis leer un buen artículo ed John Owen os recomiendo este publicado en una revista pentecostal de las Asambleas de Dios: Juan Owen, el príncipe de los puritanos.

Owen no es un aburrido y seco expositor de doctrinas inalcanzables para el intelecto de las personas sencillas. Es un estudioso de la Biblia, que sabía dar el sentido práctico de estas preciosas doctrinas a la vida del cristiano. Fué capaz de explicar con la Biblia en la mano y con una lógica aplastante qué fué lo que Cristo llevó a cabo en su muerte.

Es increiblemente difícil encontrar libros en español de Owen, por mi parte tuve que remover medio internet para encontrar una editorial en los EEUU que publica obras de puritanos, es la editorial Faro de Gracia muchos de los cuales están también disponibles en editorial Peregrino.

Dice la Biblia que Dios revela estas cosas a los que son sencillos. Hoy el día el púlpito está lleno de predicaciones pragmáticas, de psicología humanista, y de métodos (cómo evangelizar, cómo hacer que tu iglesia sea mayor, cómo construir relaciones satisfactorias, cómo resolver los conflictos en la pareja), como dice Paul Washer todo lo que se predica es: el hombre, el hombre y el hombre, mientras que la Biblia trata de Dios como tema principal. ¿Por qué no se predica de los atributos de Dios?, ¿por qué no se explica en profundidad el evangelio?. Nos hemos alejado de la verdad, y nos hemos vuelto a los métodos. Un verdadero avivamiento es un avivamiento en verdad, centrado en la enseñanza de la Palabra de Dios, y no un avivamiento de entusiasmo y multitudes.

Todo o nada, un mensaje para los jóvenes

Han sido varias las personas que me preguntaron si el mensaje del primer “Reacciona Madrid” se había grabado, la respuesta es no, pero ayer por la tarde, hablando con Miguel Angel concluimos que podía ser buena idea grabarlo (en diferido) y ofrecerlo. Aquí lo tenéis (espero extraer el audio y ofrecerlo en mp3, tengo que investigar).

Si quieres escucharlo en audio usa el reproductor de abajo, o descárgalo en mp3:


Todo o nada
Cargado por converso73

¡¡¡Apaga ese ídolo!!!

Llevo un par de semanas en las que sólo escucho mensajes de Paul Washer, David Wilkerson y Eric Bermejo en mi teléfono móvil (también tengo a John Piper, y algún otro). No sé cuantas veces he escuchado algunos mensajes, en serio. Cuanto más los escuchó más los disfruto.

Es curioso, David Wilkerson es un cristiano pentecostal (que admira la obra de Wesley y de las iglesias de santidad), y Paul Washer un Bautista con gran amor por los puritanos y Spurgeon. Ambos tienen un discernimiento espiritual clarísimo sobre ciertos temas:

-la decadencia de las iglesias evangélicas (en particular en los EEUU, ya que ambos son compatriotas).
-la apostasía, manifestándose en la falsa doctrina (Wilkerson habla mucho del falso evangelio de prosperidad, y Washer del abandono del estudio de Dios -teología propia- y de la cruz). Aunque ambos tocan ambos temas.
-la falacia de pensar que existe algo así como “el cristiano carnal”, ya que el cristiano no puede PERMANECER en un estilo de vida mundano o pecaminoso.
-la necesidad de dedicar tiempo a nuestra relación con Dios.
-el juicio que viene sobre el mundo, y la tribulación que viene sobre la Iglesia (ya he visto un vídeo de Paul Washer en una mesa redonda hablando claramente de la persecución que está por venir).

Hay muchos más temas que ellos predican. Hoy me he encontrado en Youtube con un vídeo en el que se mezclan mensajes de ambos hablando sobre la TV. Lo que ellos vienen a decir es que es totalmente incompatible que un cristiano se pase el Domingo alabando al Señor, y que luego encienda la TV para deleitarse en la sensualidad, el crímen, etc… es incompatible. Aquí tenéis el vídeo (está en inglés, pero se entiende muy bien).

Ya sabéis lo que pienso sobre el tema. Cuando tenía veinte años era muy legalista y decía que un cristiano no debía tener TV en casa. Ahora pienso que en Cristo tenemos mucha libertad, pero que la TV tal como está hoy es un impedimento ENORME en nuestra relación con el Señor, cuando no (siempre depende de lo que veamos) un pecado.

Tal como está mi vida, no tengo tiempo para ver TV. Hace más de un año que no me siento a mirar TV. No lo digo para hacerme el espiritual, por un lado estoy muy ocupado en varias cosas que me apasionan y que son útiles, por otro lado no me interesan nada los contenidos de la tele. No penséis que estoy tan ocupado que no tengo tiempo de nada, no, sí que tengo tiempo de ocio, e incluso pierdo tiempo, pero lo hago en cosas que me gustan.

Os propongo un experimento. Pasaros quince días de ayuno televisivo, nada de sentarse “a ver lo que echan”, nada de programas, publicidad, nada de eso. Ahora bien, no sólo se trata de lo que NO vas a hacer, sino de lo que vas a hacer EN LUGAR del tiempo que antes perdías mirando TV, en primer lugar puedes:

-leer varios capítulos de la Biblia al día y tomar notas.
-ora, para tener intimidad con Dios y para interceder por otras personas, te sorprenderá la cantidad de temas por los que tienes que orar.
-habla con tu familia, esposa, hijos en las comidas, contaros cualquier cosa, cómo va el día, lo que sea.
-visita a los hermanos.
-llama por teléfono a hermanos y familia.
-sirve en tu iglesia local.
-escucha buenos mensajes de la Palabra y medita en ellos.
-haz ejercicio.

Son sólo algunas ideas, pero lo principal es que puedas dedicar tiempo a Dios. Cuando pase ese periodo habrás sacado algunas conclusiones, algunas muy sencillas, otras más profundas:

-te ibas a la cama antes, porque te entra sueño antes, por lo tanto podías descansar más horas.
-habláis más en familia.
-te deleitas mucho más en la Palabra. Antes te costaba mucho trabajo leerla y orar, y ahora no sólo es fácil sino deseable.
-tienes una sensibilidad mayor para oír la voz del Señor.
-tienes una sensibilidad mayor para las necesidades de las personas que te rodean.
-ahora si ves la TV te impacta la cantidad de violencia y sensualidad que hay, te resulta muy turbador.
-tu ocio es de mayor calidad, lees más, seleccionas mejor las películas.
-no quieres volver bajo ningún concepto al tipo de vida que antes tenías.

Pruébalo y cuéntame.

La IRA de Dios (mensaje basado en Ex 32)

No es nada popular hablar de uno de los atributos “olvidados” de Dios, su IRA, que no es más que una manifestación de Su santidad ante el pecado. Esta es una exposición de Éxodo 32 en la que se consideran los aspectos doctrinales y prácticos de la Ira de Dios, así como un llamado a creer en el evangelio de Jesucristo.

Pueden leerse las notas de este estudio en este enlace.

Sobre los jóvenes

Mañana Sábado tendremos nuestra segunda reunión de “Reacciona Madrid”, será D.m en el local de la Elipa a las 17:30, y habrá concierto, predicación de la Palabra, juegos… una buena ocasión para que jóvenes de distintas iglesias puedan conocerse, y sobre todo crecer juntos.

Mi compinche en este “sarao” es Miguel Angel, del blog “Me gustan los libros” y la verdad, no sólo estamos contentos, sino expectantes a lo que el Señor va a hacer.

La condición de los grupos de jóvenes en Madrid es delicada, mucha dispersión, grupos pequeños, jóvenes muy vulnerables y expuestos a influencias seculares. Pero a la vez hay algo muy muy bueno, y es que tienen deseos de hacer cosas juntos, disfrutan del ambiente cristiano y si hay algo organizado acudirán (ya lo demostraron en la cena vaquera de Vallecas).

Sigue leyendo el artículo en mi blog…

Tiempos difíciles para ser cristiano

Las cosas están cambiando rápidamente, la incredulidad aumenta, Cristo y Su Palabra son ridiculizados cada día, el alejamiento de la fe, la apostasía….

El Salmo 2 nos habla de esa rebelión del mundo hacia Cristo que está iendo en aumento, del precio de ser cristiano, de lo limitado que tenemos el tiempo. Un mensaje que nos invita a reflexionar sobre lo que significa ser cristiano, el precio de seguir a Cristo, y el Reino de Dios.

Para descargar el archivo visita este enlace.

Autobuses ateos


Probablemente Dios no exista, así que deje de preocuparse y disfrute de la vida“.

Esto es lo que considerados ateos han puesto en autobuses a modo de anuncios publicitarios. Leer noticia aquí, y en Barrapunto.

En primer lugar decir que la libertad de expresión me parece algo maravilloso, la libertad de expresión de ellos es la misma que disfruto yo, así que adelante. Mientras los distintos grupos nos mantengamos con las mismas reglas, estupendo, el problema es que alguien empiece a limitar la libertad de otros (querellas, grupos de presión, regulaciones…). Por cierto, no son pocos los ateos que piensan que los cristianos debiéramos restringir nuestra libertad de expresión al ámbito estrictamente privado, por cierto, uno de estos ateos lo afirmó en esta misma pagina. Esa medida me recuerda a la Unión soviética estalinista, o a la China actual… todo está bien mientras mantengas cerrada tu boca y dejes que el Estado eduque a tus hijos con su propaganda.

En segundo lugar, me parece un gesto de elegancia y sentido común cómo comienzan la frase “Probablemente Dios no exista…”. Como dicen algunos comentaristas de Barrapunto, al insertar ese probablemente dejan de convertirse en ateos para ser agnósticos. El ateo diría con absoluta convicción: “Dios NO existe”. Y todos sabemos que una afirmación así intelectualmente no se sostiene, ya que una afirmación de carácter absoluto como esta implica que uno conoce todos los misterios y secretos del Universo. Pero lo mejor de esa afirmación es el “probablemente”, porque si hay un probablemente hemos dejado la puerta abierta a “probablemente Dios sí existe”.

En cuanto a la invitación a “dejar de preocuparse”. ¿Por qué razón a una persona le tiene que preocupar la existencia de Dios?, hay muchos que reconocen la existencia de Dios pero no por ello se sienten especialmente preocupados (de hecho les trae sin cuidado), es algo que depende básicamente del concepto que cada uno tenga de Dios.

Si alguien está preocupado por la existencia de un Ser superior de esa naturaleza es porque está preocupado o avergonzado por sus acciones. En ese caso la afirmación yo la cambiaría por “Probablemente Dios exista, si te preocupa esto deberías buscar el perdón de Jesucristo, tranquilo, Él no rechaza a nadie“. Esto debiera tranquilizar al pecador atormentado, ahora bien, si uno vive en remordimientos pero NO HACE NADA, NI TIENE INTENCIÓN DE ARREPENTIRSE, entonces la mejor vía de escape es negar la existencia de Dios.

Así que con esta afirmación los filántropos ateos reconocen que el ser humano tiene un problema: la preocupación por la existencia de Dios, a esto hay que añadir otro problema: la ignorancia de la solución. Y la solución es Dios mismo hecho hombre, castigado por Dios por nuestros pecados, para que nosotros podamos vernos libres de la culpa y el castigo divino. Esto no deja de afirmar que Dios es terrible e implacable en su castigo a los culpables, pero también es bondadoso y busca el bien del infractor.

Gracias a Dios que tenemos a Jesucristo, que nos libra de esa “preocupación”. Según la Biblia Jesucristo vino a eso, a ” librar a los que por el temor a la muerte, estaban sujetos a esclavitud durante toda la vida” (Hebreos 2.15). No amigos, el ateísmo no es la liberación, la verdadera liberación es la fe personal en Cristo Jesús.

1 Tim 4.6-16 El equilibrio en la vida cristiana

Muchos son los enemigos del cristianismo, los peores son los enemigos “de dentro”, lo falsos maestros y profetas que dicen venir en nombre del Señor, y cuya doctrina se aleja del evangelio de Cristo.

En este estudio basado en el texto de 1 Tm 4.6-16 se consideran los siguientes temas:

-la importancia de la Palabra para guardar el equilibrio en la vida cristiana.
-la importancia de la consagración.
-la importancia de conocer, usar y perfeccionar tus dones.

En este enlace podéis leer o descargar este estudio.