Reflexiones personales

John McArthur habla de Spurgeon

Published by:

Uno de los predicadores que más admiro es Spurgeon, no sólo por su celo por las almas, sino por su pasión por la sana doctrina, su valor al defenderla. Spurgeon vivió por el evangelio y sufrió las consecuencias de ser fiel a su conciencia y a la Palabra de Dios. En vida sufrió el rechazo de muchos cristianos, del liderazgo, y de la prensa religiosa, se dijeron infames mentiras con tal de denigrarle. Todo esto afectó su salud, pero no su mensaje, ni la fuerza de sus manos a la hora de sostener el estandarte de la verdad.

Hoy en día se habla de Spurgeon, e incluso se leen biografías del mismo, pero no se conocen ni se leen sus sermones. Como dice MacArthur en el vídeo, puede que lo alaben con la boca, pero hoy se defiende que la prioridad es entretener, que no hay que aburrir a la congregación, y que eso es lo principal.

Recomiendo a los jóvenes que lean con avidez los sermones de Spurgeon y que conozcan su doctrina, que la comparen con la Escritura, ya que comprobaran que pinchen donde pinchen brotará Biblia por todos lados.

Audio Estudios

Dos Reinos

Published by:

La Biblia nos enseña que hay dos Reinos, el del usurpador, Satanás, y el de Jesucristo. El mismo Señor Jesús habló y enseñó mucho sobre el Reino de Dios, sus leyes, la vida en el Reino, y la Palabra nos da detalles sobre el Reino de Dios, su capital, las naciones gobernadas por los santos, etc…

En este estudio, más allá de perdernos en detalles, pretendo estimular al creyente a vivir una vida con perspectiva eterna, y a emplear sabiamente sus pocos años en este mundo en aquello que tiene una transcendencia eterna.

Para descargar el estudio en mp3 selecciona este enlace.

Para leer las notas de este estudio selecciona este enlace.

Reflexiones personales

Cuando el discernimiento es visto como pecado

Published by:

El apóstol Pablo anunció a las ancianos de Éfeso que después de su partida se levantarían de entre los mismos pastores lobos que se dedicarían a abusar del rebaño (Hch 20.28-30). Lo dijo para que estuviéramos atentos, para que no nos dejáramos engañar, lo dijo para que protegiéramos al rebaño de  Dios.

La Palabra de Dios nos enseña con total claridad que antes de la Segunda venida vendrían tiempo de extraordinaria apostasía, es decir de un crecimiento magnífico de algo parecido a la Iglesia, pero que en realidad no lo es (2 Ts 2.3).

Y a pesar de la claridad de la Palabra, cada día me encuentro a más personas engañadas por la apostasía, asombradas por los estadios que se llenan alrededor de un predicador que vende sus libros y DVD (a un precio alto, por supuesto) y que no predica lo mismo que los primeros apóstoles.

Conozco a bellísimos hermanos y hermanas, obreros, misioneros, líderes, a los que todo esto les parece bien, desde las maratones donde se pide dinero durante semanas, a los maestros que predican prosperidad. Tienen tantos deseos de ver a este mundo lleno del conocimiento de Dios que no comparan con la Palabra lo que ocurre en esos estadios y carpas.

Desde hace años, en este blog (y en anteriores páginas que tuve, cuando esto del internet comenzaba) y desde donde he predicado, he alertado a los hermanos de estos males. No soy un denominacionalista agrio, de hecho, siguiendo los principios bíblicos de las primeras asambleas de hermanos creo firmemente que todos los creyentes somos un Cuerpo en Cristo, que debemos recibirnos unos a otros, pudiendo y debiendo tener comunión. Y esto no es está reñido con el discernimiento.

Algunos de mis mejores amigos están dentro de iglesias pentecostales, y algunos de los hombres que más admiro, como David Wilkerson (quien es muy crítico con los excesos del pentecostalismo y del evangelio de la prosperidad), puedes leer algunos de sus mensajes en TC Pulpit series (en español) y en WorldChallenge (gracias a mi amigo y hermano blogger Jaaziel que me recomendó este último).

David lleva años sufriendo el rechazo y la condena de aquellos molestos por sus mensajes de alerta por la apostasía. Mensaje que ahora más que nunca son muy necesarios y que nos tienen que hacer pensar que esta apostasía indica lo inminente que es la Venida de nuestro amado Señor.

No obstante la apostasía apenas ha empezado a crecer. Dentro de poco llegará a tal punto que habrá “iglesias” por todos lados, a cual más grande, el problema será distinguir cuales son iglesias bíblicas y cuales iglesias apóstatas (ojo, no porque sea grande la iglesia es apóstata, sino porque abandonó la enseñanza de la Palabra). Tan parecidas en sus formas serán las iglesias apóstatas que el mismo creyente podrá ser confundido en un primer momento. Sin embargo el mundo no verá la diferencia, y por causa de la carnalidad de estas iglesias apóstatas y el afán de lucro de estos predicadores “el camino de la verdad será blasfemado” (2 Pe 2.2).

Aquellos que quieran seguir la advertencia de Pablo serán perseguidos, burlados, insultados, menospreciados, incomprendidos. Pero por otro lado debemos de vigilar, no sea que todas nuestras fuerzas se vayan en luchar contra los apóstatas y descuidemos la predicación del evangelio y de la sana doctrina. No sea que por combatir a los lobos, las ovejas mueran de hambre.

Reflexiones personales

Jesucristo es TODO, comentarios al vídeo de P. Washer

Published by:

Tomado del excelente sitio web Descubriendo el evangelio.

Todo o nada, es un pensamiento que desde recién convertido me ha impactado, lo leí en un librito de William McDonald con ese preciso nombre, lo he escuchado en pocos mensajes, y lo escucho a menudo en los puritanos (cuyo eco aún resuena en sus libros), lo escucho en Piper, en P. Washer…

Dentro del cristianismo evangélico fundamentalista (en el sentido correcto, no en el sentido televisivo de esa palabra) debemos replantearnos que mala doctrina no es sólo una doctrina herética evidente (negación de la deidad de Cristo, por ejemplo) sino la forma en la que se está predicando el evangelio, y que es aceptada por tradición, porque siempre se ha predicado una salvación decisional y antibíblica.

Cuando uno empieza a plantearse esas cosas, se pregunta ¿cuantas cosas más estoy viviendo o creyendo por pura tradición?, ¿es mi cristianismo un estilo de vida que hemos adoptado los evangélicos españoles (en mi caso) y mezclado con lo que vemos en el mundo, o es el estilo de vida bíblico y cristiano?. Seguramente es necesario hacer cambios, pero esos cambios no vendrán hasta que no hayamos “ceñido los lomos de nuestro entendimiento”, hasta que no salgamos de tradiciones cómodas que nos da pereza revisar, y salgamos, pues “a Él”.

Ruego a Dios que bendiga a estos predicadores que tanto bien nos están haciendo, y que levante a otros voceros.

Audio Estudios

Dos preguntas basadas en las necesidades del ser humano

Published by:

A menudo las personas se acercaban a Jesús con preguntas, y por desgracia esas preguntas versaban sobre temas carente de relevancia, a veces eran sobre interpretaciones de interpretaciones, otras veces sobre sucesos como el de la torre que cayó y mató a dieciocho personas… lo interesante es la respuesta de Jesús, no solía responder directamente a la pregunta, pero sí que respondía a la cuestión VITAL que a Dios sí que le interesaba.

Las dos preguntas que planteo son dos preguntas que personas de hoy en día podrían hacer, preguntas relacionadas con el sexo, el éxito en el trabajo, cómo tener más dinero, y…. la respuesta que Jesús hubiera dado, y que la Biblia da.

Os ofrezco un mensaje que será interesante para personas no cristianas e inmersas en una mentalidad posmoderna, y una presentación bíblica (no podría ser de otra manera) del evangelio de Jesucristo, que ciertamente no responde a cuestiones como las que el hombre de hoy plantea, pero que son de absoluta importancia para el destino eterno.

Podéis leer las notas en este enlace.

Uncategorized

Aguando el evangelio, un mensaje a los pastores

Published by:

La debilidad del cristianismo actual es su incapacidad para DISCERNIR, no puede discernir porque no conoce la Biblia, porque el púlpito no expone la Biblia.

Hace unos días visita la web de una iglesia de los EEUU (no la más grande, ni la más notoria) por recomendación de una persona. Me interesaba lo que se predicaba allí ya que me habían recomendado aquellos mensajes. Cuando visité la web me espantó lo que ví, y no porque lo que dijeran estuviera mal, o fuera “abominable”, sino porque no se exponía la Biblia. Tras pasar por los mensajes me dí cuenta que las palabras que más se repetían tanto en los títulos como en los contenidos eran: liderazgo, potencial, éxito, desarollo, guiar, animar. Ni una exposición bíblica, sólo aquello que le gusta a la audiencia.

Lee el artículo completo en este enlace.

Uncategorized

Viviendo entre dos mundos

Published by:

Cuando tenía 18 años, después de una búsqueda por varias religiones tropecé y me caí de cabeza sobre la Roca. Y me partí la cabeza.

No sé si nací de nuevo, o sólo me convencí. Pero sí sé que vagaba entre dos mundos. Y me sentía un miserable por ello. Los Domingos pensaba “¿yo qué hago aquí?”, y los viernes por la noche, con todo el mundo totalmente borracho o camino de la embriaguez pensaba “¿y yo qué hago aquí?”. Como dice C. S. Lewis como carnal que era, era el más desdichado de todas las criaturas. No era feliz en la iglesia, y tampoco en el “mundo”.

Lee el artículo completo en este enlace.

Estudios

La supremacía de Dios en la predicación

Published by:

Ya he terminado los dos libros que compré la semana pasada, la nueva biografía de Spurgeon, y el de John Piper. Y ahora quisiera hablaros del libro de John Piper.

El primer libro que cayó en mis manos de J. Piper fué “Sed de Dios”. Sé que es de los libros de más éxito de Piper, pero no es de los que más me guste. Pero en ese libro ví cosas que me encantaron, su conocimiento, amor y respeto por las viejas confesiones de fe.

Tiempo después me hice con uno de mis libros favoritos (al margen de los 66 libros de la Biblia, claro). “Comentario de La confesión de fe de Westminster”, un libro que comenta la conocida confesión (léela completa en este enlace). He leído varias veces ese comentario, y creo que lo seguiré leyendo unas cuantas veces más. No sana doctrina, poderosa doctrina, vigorizante y renovadora.

Continúa leyendo en este enlace.

Reflexiones personales

El mundo de Spurgeon y nuestro mundo de hoy

Published by:

Libros

El Jueves pasado fuí a la librería evangélica “Amor de Dios” y conseguí dos libros que tenía ganas de leer desde hace tiempo… bueno, en realidad quería más libros, pero… hay que decidir, y me llevé sólo esos dos.

Soy un “fan” desde Spurgeon desde que leí la colección de sermones “No hay otro evangelio”, un verdadero tesoro y uno de mis libros cristianos favoritos que leo regularmente una y otra vez.

Me sigue sorprendiendo que hoy en día se hable tan bien de Spurgeon, pero se ignore lo que Spurgeon defendía y creía, las doctrinas de la Gracia (como el gustaba llamarlas). Esta nueva biografía aporta datos nuevos sobre la vida del predicador, sobre todo su vida como pastor “rural” antes de ir a Londres, su infancia, su abuelo y su vida con él, así como su llegada a Londres y cómo la obra fué creciendo de manera asombrosa, así como todas las otras obras (escuela de pastores, orfanato, misiones, publicaciones…). Su esposa que suele ser un personaje más o menos ignorado cobra protagonismo como compañera y ayudante de Carlos Spurgeon.

Continúa leyendo la entrada en este enlace.

Reflexiones personales

No es fácil ser cristiano

Published by:

Este es el título de una noticia publicada en portada a día de hoy en uno de los mayores portales de noticias de la red. Lo interesante es que en este portal (de noticias tecnológicas, aunque por desgracia se está politizando) siempre ha sido especialmente crítico con lo que ahora los políticos llaman “el sentimiento religioso” (lo cual es una estupidez solemne, si estudiaran un poquito).

Varias falacias han cometido los habituales comentaristas de este portal, una de ellas es la de relacionar a todo cristiano con el catolicismo romano, con la derecha y con el dictador Franco. Y si alguien sabe que existe algo llamado protestantismo o iglesia evangélica, entonces lo relacionan con los telepredicadores que piden dinero.

En cualquier caso, lo interesante (y por lo que felicito a los administradores del portal) es porque un blog evangélico ha salido en portada, creando un encendido debate que ha sido mucho más respetuoso para lo que se suele ver allí, y porque los comentaristas han mostrado mucho respeto.

Si queréis ver cómo las personas no cristianas consideran el cristianismo, y qué es lo que respetan, leed los comentarios, es un ejemplo “de libro” del pensamiento posmoderno:

-pragmático: “esta gente hace bien a otros, merecen ser respetados”.
-desinteresado por la verdad: “me gustan vuestros valores, ¿por qué necesitáis a un dios?”.
-beligerante con los absolutos.

Podéis leer la noticia y las reacciones a la misma en este enlace.

Podéis leer el artículo publicado en www.protestante.es.

Nota posterior.

Os recomiendo leer el debate que este artículo ha producido, esta es mi breve aportación:

“Pocas veces había visto que un blog cristiano causara tal repercusión y tal respetuoso debate (en la mayoría de los casos). Creo que este hilo ha contribuido a alejar varios tópicos falsos:

-que ser cristiano es pertenecer a la iglesia de Roma.
-que el cristiano no es respetuoso con otras personas, sean cuales sean sus tendencias, ideologías o filosofías.
-que lo que dice la TV de los cristianos es cierto, todos piden dinero y hacen cosas estravagantes.

Y otras falacias como la que John dice, que porque una vez un cristiano le dijo una barbaridad, luego todos los cristianos se solidarizan con ese comentario. Generalizar.

Ser cristiano es un compromiso con otras personas, en concreto con los más débiles de nuestra sociedad, el cristiano se siente en deuda con ellos y por eso no se queda cruzado de brazos. Tampoco ante las injusticias. Un cristiano escondería en su casa a un homosexual que huye del régimen iraní que ahorca en las plazas públicas a los homosexuales, y lo haría para proteger su vida porque lo ama aunque no comparta su orientación sexual.

Pero ser cristiano es más que un compromiso social, es una relación con Dios, y el reconocimiento de ciertos hechos históricos corroborados por decenas de testigos, plasmados en más de tres mil copias, y sellados con su sangre de mártires.

Ser cristiano es un compromiso por vivir lo que uno cree sin condenar a otros. Mi exigencia como cristiano es en primer lugar a juzgarme a mí mismo, a ser honesto con mi fe, a ser consecuente, a ser generoso con mis semejantes, y a ser fiel a mi Dios.”