Éxodo 2. El llamamiento de Dios y la sabiduría.


Parte 1. Jocabed, una mujer sabia.


1. Los problemas de Jocabed, un niño en un entorno muy hostil.

2. El meticuloso plan de Jocabed.

3. Dios bendice a Jocabed.

4. Lecciones de la vida de Jocabed.


Parte 2. El llamamiento de Moisés.


1. La educación y preparación de Moisés.

2. Moisés lleva a cabo el llamado a su manera. La muerte del egipcio.

3. Madián, Dios comienza el llamado a Su manera.


EXPOSICIÓN DEL MENSAJE


Parte 1. Jocabed, una mujer sabia.


1. Los problemas de Jocabed, un niño en un entorno muy hostil.


-Los hebreos varones recién nacidos estaban bajo pena de muerte según lo que vimos en 1.16.

-¿A quien podía acudir Jocabed?, no tenía contactos, era hebrea y las órdenes de faraón eran claras.


2. El meticuloso plan de Jocabed.


-Nos encontramos con una mujer sumamente inteligente y sacrificada (además de casi anónima por lo poco que se habla de ella).

-Fué capaz de mantener el bebé oculto por 3 meses sin que alertara a otros, ¿cómo lo hizo?, ¿es que acaso el bebé no lloraba?.

-La estrategia del "barquito" era una táctica semítica, Jocabed no sólo era inteligente, conocía la cultura de la época, en el s. XXII a. C. el rey Sargón de Acad fué salvado por su madre de la misma manera, al meterlo en un barquito en el río Eúfrates en Mesopotamia.

No sólo lo hizo por seguir la táctica, sino porque la hija de faraón conocería también la historia y su plan era que se identificara

-El texto original repite 7 veces la palabra "niño" y 7 veces la palabra "hija de faraón", no sólo está hecho para su memorización, sino para remarcar la importancia de la historia.


3. Dios bendice a Jocabed.



-La madre sabía a la hora que la hija de faraón se daba el baño en el río, y además lo planeó para que estuviera cerca la (¿hermana/tía?) de Moisés, cuando la princesa ve al niño, la hermana le pregunta v.7 "¿iré a llamarte una nodriza de las hebreas?", evidentemente ella había recibido instrucciones de la madre para que hiciera esa pregunta, por cierto, la pregunta está hecha con toda la intención, da por supuesto que la hija del faraón iba a aceptar como suyo al niño.

-Cuando llaman como nodriza a la verdadera madre, no sólo le encarga criarlo, ¡sino que le paga por criar a su propio hijo!. ¡El plan salió redondo!.

Seguramente Moisés sería criado hasta ser lo suficientemente mayor para comenzar su aprendizaje en palacio. Sin embargo, lo que su madre le enseñó nunca se le olvidó. Lo que nos enseña la importancia de lo que se enseña en la niñez.

Observación: Moisés es un tipo de Cristo, al igual que Cristo, Moisés fué rescatado de ser asesinado de niño. Seguramente el Enemigo esté detrás de esos planes, pero Dios los usó para llevar a cabo los suyos propios.


4. Lecciones de la vida de Jocabed.


1. La inteligencia de Jocabed llama la atención. Y es que la sabiduría (aplicar el conocimiento a la vida diaria) no tiene precio, y eso lo enseña constantemente la Biblia y en particular el libro de Proverbios.

Jocabed pensó mucho lo que hacer, seguro que idear ese plan le llevó su tiempo, lo cual nos enseña que a la hora de tomar decisiones no debemos precipitarnos ni mucho menos, Pr 14.15 "El simple todo lo cree; Mas el avisado mira bien sus pasos".

Un buen consejo vale más que todo el oro del mundo, son sólo unas palabras, pero que en el momento adecuado pueden cambiar tu vida.

Pr 2.10-11 "Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma, La discreción te guardará; Te preservará la inteligencia"

Pr 3.13-18 "Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, Y que obtiene la inteligencia; Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata,

Y sus frutos más que el oro fino. Más preciosa es que las piedras preciosas; Y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella. Largura de días está en su mano derecha; En su izquierda, riquezas y honra. Sus caminos son caminos deleitosos, Y todas sus veredas paz.Ella es árbol de vida a los que de ella echan mano,Y bienaventurados son los que la retienen. "

2. El afecto natural (Rm 1.31) viene de Dios, que los padres cuiden de sus hijos y se sacrifiquen por ellos es un instinto que Dios ha puesto en nosotros y que debemos honrar. Los sacrificios de Jocabed por su hijo son dignos de ser mencionados y la Biblia les dedica tiempo.

3. Moisés era una persona con una infancia extraordinaria, fué rescatado de la muerte en circunstancias muy difíciles y eso le marcó, seguramente le hizo pensar que tenía una misión en el mundo, algo que hacer.

Nosotros los cristianos somos en cierto sentido parecidos a Moisés, hemos sido rescatados de la muerte y adoptados, no por faraón sino por Dios mismo, tenemos un propósito en la vida.

En una ocasión una mujer que acababa de sufrir la muerte de un familiar le decía al pastor que dónde estaba Dios en este momento, y el pastor le dijo "está aquí mismo, con nosotros", "pues yo no le veo", "claro que no, Él me ha enviado a mí para consolarla". Esa historia me ha servido para dar respuesta a mucha gente que me hace esa misma pregunta, "¿dónde está Dios?", aquí lo tienes, al menos a un enviado, para acompañar, consolar, ayudar, escuchar, aconsejar.



Parte 2. El llamamiento de Moisés.


1. La educación y preparación de Moisés.


-Con la infancia de Moisés pasa un poco como la infancia de Jesús, no se nos dice casi nada, por lo que sabemos del texto y por Hch 7.22 "Y fue enseñado Moisés en toda la sabiduría de los egipcios; y era poderoso en sus palabras y obras."

Recibió la instrucción de un príncipe, de un gobernante, la cual incluía muy distintas áreas como: religión y ritos egipcios, derecho, escritura, medicina, y ciencia militar.

Existe una tradición en la que se alaba a Moisés por su éxito en una campaña militar en el sur del país, al parecer durante su servicio militar. Eso nos dice el tipo de persona que era Moisés (no un Charlton Heston como un profeta, sino un líder militar con tendencias golpistas).

-Físicamente era muy fuerte, lo vemos cuando es capaz de matar con relativa facilidad al egipcio, y cuando luego pelea con varios pastores madianitas echándolos del pozo.


2. Moisés lleva a cabo el llamado a su manera. La muerte del egipcio.


-El asesinato al egipcio es un acontencimiento importante que nos enseña varias cosas:

1) Moisés pensaba que con esto estaba cumpliendo con su llamamiento, y fué un error, porque lo hizo a su manera, no a la manera de Dios, no quiso esperar. Cuando pensamos que Dios nos llama a hacer algo debemos ser capaces de esperar, no precipitarnos, porque en cierto cuando Dios te llama a algo las puertas se abren.

2) Fué un asesinato a un funcionario egipcio, y esto llego a los oídos de faraón, el cual temía una revuelta de los hebreos, encima con un cabecilla peligroso.

3) Los hebreos lo rechazaron como jefe y juez, al día siguiente eso es lo que le dice uno de sus hermanos en el v.14 "¿quien te ha puesto a tí por príncipe o juez?".

Volvemos a ver que es Dios Quien llama y Quien pone líderes. Muchas veces nos precipìtamos en nuestros sueños. Y nos estrellamos. Y luego le echamos a Dios la culpa por nuestra imprudencia.


3. Madián, Dios comienza el llamado a Su manera.


-Moisés huye a Madián, una zona de paso de caravanas de comercio árabes, por eso los madianitas de aquella época tenían fama de comerciantes.

-Seguramente, en el exilio Moisés había tirado la toalla y renunciado a sus sueños de ser el caudillo libertador de los hebreos, precisamente es en ese momento de derrota humana cuando Dios suele intervenir,, porque muchas veces si no hemos sido quebrantados no podemos ser usados por Dios. Cuanto más quede de nuestro orgullo y seguridad en nososotros más impedimento tenemos para hacer las cosas como Dios quiere, es decir: en dependencia de Él.

-Es allí donde hace algo insignificante, pero (creo yo) que es el comienzo de la restauración de Moisés y de su llamamiento: libera a las 7 hijas del sacerdote de Madián de unos pastores que las habían echado de un pozo.

Es un hecho importante que nos enseña que si queremos servir a Dios, si queremos hacer algo grande para Dios debemos empezar por hacer las cosas que tenemos a la mano. Esto siempre es así. Hubo una mujer que nada más convertirse quiso ser profesora de escuela dominical. Recién convertida, se le aconsejó que esperara, que se integrara en la iglesia y que fuera aprendiendo y sirviendo, pero ella no quiso, prefirió ofenderse y se marchó de esta iglesia, puesto que pensaba que ya sabía suficiente.

Hagamos lo que tenemos a mano, por pequeño que nos parezca, ese es el primer paso que todo hijo/a de Dios debe tomar para la misión que Dios le ha dado en la vida.