----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

RESUMEN.

 

Jn 6.1-15.

 

Idea central: El valor de la consagración.

            Todos tenemos carencias, necesidades, materiales, espirituales, ¿será posible que Dios provea aquello que necesitamos?, ¿basta con pedirlo o es necesario algo más?, ¿cual es el propósito de Dios al darnos tanto?.

 

1. Una necesidad enorme. 1-4.

            1.a. Multitudes siguen a Jesús. 1-2.

            1.b. Jesús sube a un monte. 3-4.

2. Señalando la necesidad. 5-7.

            2.a. Haciendo las preguntas adecuadas. 5-6.

            2.b. Reconociendo la necesidad. 7.

3. La entrega total. 8-9.

            3.a. Dedicando lo poco y el todo.

            3.b. Dando y confiando en el Señor.

            3.c. Cómo se lleva a cabo la consagración.

            3.d. Los beneficios de la consagración.

4. La administración de las bendiciones. 10-13.

            4.a. Una eficaz organización. 10.

            4.b. Los discípulos, transmisores de la abundancia. 11.

            4.c. Usando bien los recursos de Dios. 12-13.

5. La manipulación de Jesús. 14-15.

            5.a. Usando a Jesús para fines propios. 14.

            5.b. La actitud de Jesús: el encuentro con Dios. 15.

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

1. Una necesidad enorme. 1-4.

            1.a. Multitudes siguen a Jesús. 1-2.

            -Jesús trabaja en la otra orilla del mar de Galilea, cerca de Caná y de Nazaret, son lugares malditos, de gente despreciada (lejos de Jerusalén, ¿de Nazaret puede salir algo bueno?), cercanos a naciones paganas, con muchos demonios y endemoniados.

            -Mucha gente sigue a Jesús, los hay por muchos motivos, algunos para llenarse la barriga, otros buscaban sanidad, otros perdón, otros una especie de rebelión política, y dentro de todos estos el grupo de los discípulos, hoy en día ocurre algo parecido, en la "cristiandad" de las multitudes, no todos son discípulos de Jesús, sólo unos pocos. ¿De qué lado estás?, ¿eres multitud o eres discípulo?, un discípulo es un seguidor de Jesucristo, un aprendiz.

            1.b. Jesús sube a un monte. 3-4.

            -La figura de Jesús en el monte tiene su importancia, ¿en qué situaciones Jesús sube a un monte?, en varias, y siempre con motivos específicos, cuando lo hace en relación con sus discípulos es:

                        -En la transfiguración (Mt 17.1).

                        -En el sermón del monte (Mt 5.1).

            -Esto está asociado con un REVELACIÓN especial a los discípulos (en cuanto al Reino de Dios). Cristo estaba buscando dar una lección a sus discípulos, una lección acerca de nuestras necesidades, acerca de la provisión de Dios, y acerca de la consagración.

            -Se dice que estaba cerca la Pascua, la gran fiesta del judaísmo. Otra vez vuelven a aparecer las fiestas santas, en el evangelio de Juan el ritmo lo llevan las fiestas. Todas las fiestas hablaban del Mesías, en este caso la Pascua habla de liberación, victoria sobre Satanás (Faraón), sobre el pecado (el juicio de Dios manifestado en el ángel exterminador y la sangre en las jambas), la promesa del cielo y las pruebas (Canaán).

 

2. Señalando la necesidad. 5-7.

            2.a. Haciendo las preguntas adecuadas. 5-6.

            -Una enorme multitud de personas estaban con Jesús, y eso era un problema (sobre todo para Jesús que siempre estaba ayudando a la gente), muchas bocas (¿por qué dice que había cinco mil hombres? ¡tal vez es porque los hombres son los que más comen!).

            -Parece que los discípulos no se daban cuenta, o no querían darse cuenta (eso es problema de ellos), o esperaban que Jesús hiciera algo.

            -Un problema, una necesidad, una situación sin resolver, ¿qué hacemos?, cuanto nos cuesta humillarnos y reconocer nuestra impotencia, nos preocupamos y no dormimos ,¿sabéis por qué?, porque pensamos que todo depende de nosotros, y que nuestro valor personal está en juego.

            -Jesús YA sabía lo que había de hacer, pero quiere llevar a Felipe y al resto de discípulos al "límite" al límite de su capacidad de solucionar esta situación, "¿qué vamos a hacer ahora, Felipe?".

            -¡Qué sabio es el Señor!, si Jesús hubiera solucionado el problema antes de plantear la pregunta ¿qué hubiera pasado?, nadie hubiera aprendido nada, por eso nos hace pensar, ¿ahora qué vas a hacer?. A veces Dios nos pone al límite porque somos demasiado duros de mollera, y no aprendemos por las buenas, sin esa humildad no hay manera de aprender nada.

            2.b. Reconociendo la necesidad. 7.

            -La respuesta de Felipe es reconocer lo que ellos podrían hacer con doscientos denarios (el salario de 6 meses y medio de trabajo, el salario mínimo de ahora son como 75.000 Pts, multiplica 75.000 Pts por 6 meses y medio, y son 499.500 Pts, ¡casi medio millón!), mucho dinero.

            -Felipe reconoce que esto es imposible, que no tiene medio millón de pesetas "suelto", y aunque lo tuviera sólo serviría para que comieran "un poco" de pan, no para saciarse. (Seguramente los discípulos pensaron al escuchar los cálculos de Felipe "me parece que hoy vamos a pasar hambre").

            -Así son las soluciones humanas, chapuceras, parciales, totalmente insatisfactorias, no obstante preferimos nuestras soluciones antes que confiar en Dios o buscarle a Él. No se trata de no hacer nada, se trata de estar en una actitud de confianza y oración a Dios.

            -Hermano/a, deja de preocuparte, no ganas nada con preocuparte, la preocupación echa fuera la fe y la paz, ora y confía en Dios. A menudo cuando oramos y confiamos en Dios es cuando Dios trae a tu mente la solución.

            -Cuando nacemos de nuevo estamos cubiertos con una especie de costra dura y maloliente. Hay un ser espiritual debajo de la costra, un hijo de Dios, pero está cubierto por una especie de concha dura, es una concha de egoísmo, vanidad, autosuficiencia, incredulidad, chulería, y cosas parecidas. Esa concha (que parece parte de nosotros mismos) Dios la va rompiendo a base de (fracasos, experiencias) y se va liberando ese ser espiritual que somos, lo que ocurre es que el proceso duele terriblemente, y algunos no queremos desprendernos de esa costra "tan bonita".

 

3. La entrega total. 8-9.

            3.a. Dedicando lo poco y el todo.

            -Resulta que Andrés conoce a un muchacho que tiene una especie de aperitivo (considerando las multitudes), este Andrés siempre está conociendo gente y presentándosela a Jesús.

            -No es mucho lo que tiene (tal vez los discípulos se lo podrían comer, algo es algo), por un lado esto es un reconocimiento, por otro es un acto de ENTREGA INCONDICIONAL, de CONSAGRACIÓN.

            -La palabra consagración me daba miedo, al principio pensaba que era algo así como apostar todo tu dinero por el Señor y terminar quedándote en la calle. ¡Darlo todo al Señor!, ¡qué peligroso! - pensaba-, ¿y que me queda para mí?, ¿es que al Señor no le interesa mi bienestar?.

            -Consagración es el paso previo a recibir la abundancia del Señor en nuestra vida. Es entregarle todo al Señor (no es mucho lo que le podemos entregar al Señor, pero es todo, y eso nos da temor), tiempo, dinero, etc, es ponerlo todo a su servicio, renunciando a la posibilidad de apropiarnos de ello para nuestros propios fines.

            -Todos queremos muchas cosas del Señor, cierta estabilidad económica, salud, conversión de familiares, cosas (piso, coche, trabajo), el afecto de otras personas. Pero no estamos dispuestos a ofrecernos a nosotros mismos al Señor. Le pedimos al Señor que sea generoso, pero nosotros somos tacaños y gruñimos cuando el Señor mira lo que tenemos.

            3.b. Dando y confiando en el Señor.

            -Dar es una actitud de fe. En el caso de estos panes (que no eran muchos), era sacrificar una pequeña seguridad. Cuando damos a veces lo hacemos pensando en el futuro (¿qué pasará si lo que estoy dando es lo que me va a hacer falta el mes que viene?), pero eso no es fe, es temor, es dudar del Señor.

            -Dios quiere que demos (lo que sea) pero en una actitud de CONFIANZA. El dador alegre (2 Co 9.7) es el que da confiando en el Señor. Hoy vemos en las parejas muchas dudas a entregarse COMPLETA E INCODICIONALMENTE el uno al otro, ya no dicen que son novios, se permiten otros flirteos, algunos ni se dicen que se quieren, y ya existen contratos de matrimonio temporales. Esta actitud de sospecha la vemos en nosotros mismos en nuestra relación con el Señor (te doy esto, pero no me pidas mucho más), es el temor al desastre futuro.

            3.c. Cómo se lleva a cabo la consagración.

            -Para muchos de nosotros eso de entregarnos al Señor por completo es para santos, para hombres o mujeres de fe que nacen cada mil años. No es así. En un librito llamado "Consagración Total", se nos dice que es Dios el que obra el querer como el hacer (Fil 2.13), nosotros no podemos "producir" consagración, pero podemos PEDIRLA. Basta con una sencilla oración, confensando tus miedos, tus dudas, arrepintiéndote, y pidiéndole a Dios que te de el deseo de vivir dedicado a Él.

            -¿Qué va a ocurrir cuando hagas esa oración?, tal vez te olvides, o la ores varias veces, dudas de mismo, pero Dios va a empezar a cambiar cosas dentro de , 1º no estarás conforme con tu condición espiritual actual, 2º Tu amor a mismo, tus cosas, tu tiempo, etc... perderá su fuerza, 3º Tu amor por Dios, por las cosas eternas, empezará a convertirse en tu meditación, y empezarás a considerarlo seriamente.

            3.d. Los beneficios de la consagración.

            -En aquella ocasión, un niño anónimo puso una gran cantidad de comida, tal vez sería toda su comida, pero Dios hizo una obra enorme, alimentando hasta la saciedad a una multitud. Y todo por un acto de entrega incondicional.

            -Hay un poder tremendo en la consagración del creyente, es el poder de Dios obrando por medio de las vidas de aquellos que están dedicados a Él. Hay algunas bendiciones en 2 Co 9 que podemos considerar:

            v. 6. El que siembra generosamente, recogerá generosamente. Dios es un Dios recompensador.

            v. 9 y 11. Dios al que da, le da más, para que siga dando. Como la parábola de las minas. Al que demuestra ser un mayordomo eficaz, Dios le da más responsabilidades.

 

4. La administración de las bendiciones. 10-13.

            4.a. Una eficaz organización. 10.

            -Dios es un Dios de orden, todo lo que hace lo hace bien, la creación, la construcción del tabernáculo, la edificación de la Iglesia por medio de los dones. A veces pensamos que las cosas que hacemos para Dios se pueden hacer de cualquier manera, porque como Dios es bueno y todo le parece bien...

            -En medio de este milagro se procura una organización eficaz, dividiendo a la multitud en pequeños grupos, paralelos como Mc 6.39 dice que se recostaron en grupos (células!!!).

            4.b. Los discípulos, transmisores de la abundancia. 11.

            -Lo que ocurrió es que Jesús, después de haber dado gracias comenzó a multiplicarlos, y a dar el alimento a los discípulos, y estos a la gente. Esto es muy importante, porque este es el plan de Dios para la iglesia, y para el mundo.

            -¿Cómo funciona la Iglesia y el ministerio de edificación a los hermanos?, el Señor da dones a la iglesia (son talentos o capacidades, pero también son muchas otras cosas como dinero, coches, locales, que podemos poner al servicio de otros), estos dones el Señor los da a sus discípulos, ellos reciben mucho, pero no se lo quedan, sino que lo reparten a otros.

            4.c. Usando bien los recursos de Dios. 12-13.         

            -El Señor nos ha dado a todos y a cada uno de nosotros muchos dones y bendiciones, nos está dando y nos seguirá dando, pero Él quiere que nos comportemos como camareros, sirviendo a otros:

            a) De cara al mundo tenemos que dar a conocer a Cristo y mostrar el amor a Cristo (algo que se puede hacer de muchas maneras, abriendo tu casa para recibir personas, tomando café y estando disponible, llamando por teléfono e interesándote en otros, ayudando en los casos de necesidad).

            b) De cara a la iglesia tenemos que entender que no son los pastores los que edifican a la iglesia, sino los que enseñan cómo edificar a la iglesia. Dones tenemos todos, bienes y tiempo tenemos todos, el trabajo de la iglesia no lo podemos delegar en unos pocos, si no, no hemos entendido lo que Jesús se proponía con esta lección a sus discípulos.

            Aplicación: Esta semana santa es bueno que medites en todo lo que Dios te ha dado y en cómo lo estás usando para servir a Dios. El primer para para servir es PLANTEARSE LAS COSAS, muchos se dan una especie de excusa (no tengo tiempo, no estoy preparado, no me encuentro animado), con eso evitan sentarse a pensar si podrían servir a Dios y a otras personas.

 

5. La manipulación de Jesús. 14-15.

            5.a. Usando a Jesús para fines propios. 14.

            -Siempre hay gente dispuesta a aprovecharse cuando ve la generosidad de Dios en marcha, unos ven el amor cristiano y dicen "vamos a formar una ONG, cristianismo es servicio social", otros dicen "esta es la sociedad perfecta, hagamos un gobierno cristiano", otros "esto es el verdadero comunismo".

            -Esta gente 1) No entendían quien era Jesús y a qué había venido, 2) querían que Jesús se pusiera de parte de una especie de revolución política, 3) limitaban a Jesús, pensaban en términos terrenales.

            5.b. La actitud de Jesús: el encuentro con Dios. 15.

            -La actitud de Jesús de ir al monte a estar con Su Padre (no dice que hiciera eso, pero por lo que sabemos de Jesús le gustaba ir a lugares tranquilos a orar, no a hacer senderismo) es la actitud que debemos tener nosotros de volver continuamente a la presencia de Dios continuamente cuando otros intentan arrastrarnos a sus propias metas.

 

            Aplicaciones y reflexión:

            Resistencia a Dios: El Señor quiere demostrarnos que es más fuerte que nosotros, y que necesitamos apoyarnos en Él, pero nosotros manifestamos nuestra incredulidad y autosuficiencia de muchas maneras: ¿Sientes temor y preocupación con frecuencia, te has preguntado a qué se deben esos pensamientos?, ¿consultas a Dios antes de hacer algo o después, cuando ya no ves salida?, ¿con cuanta frecuencia piensas en Dios, y con cuanta en mismo y tus asuntos?.

            Consagración a Dios: ¿Hay partes de tu vida en que prefieres manejar tú sólo o que te da "miedo" preguntarle a Dios por que te imaginas lo que te va a decir?, ¿sabes cómo confiar en Dios en cuanto al futuro y las necesidades que puedas tener?. Busca en la Biblia porciones que hablen acerca de cómo Dios cuida de nosotros y de la necesidad de estar dedicados por completo a Él.

            Mayordomía y servicio: ¿Cómo definirías tu vida cristiana?, ¿eres espectador exigente o un siervo diligente?. Haz una lista de tus dones, talentos, habilidades, bienes, tiempo, recursos, etc... y medita cómo ponerte al Servicio del Señor. Habla con un hermano/a maduro en cuanto a cómo poder servir eficazmente al Señor.

 

 

Volver al menú principal