He 2.11-18.

Tres aspectos de la salvación: ¿POR QUÉ EL HIJO DE DIOS TUVO QUE HACERSE HOMBRE?

Su encarnación: identificación con nosotros

Santificación.

Tres textos sobre su identificación.

Nos lleva a alabar a Dios.

Vive una vida de fe.

Su descendencia.

Su muerte: victoria sobre el diablo

Su encarnación:su muerte anula al diablo.

libra a los que están en servidumbre.

Su papel como nuestro Sumo Sacerdote.

Hecho hombre como nosotros

Poderoso para socorrer a los que son tentados

 

Su encarnación 2.11.

Santificación.

Un tercer enfoque de la salvación: la santificación. Como pueblo santo hemos sido apartados para la obra de Dios.

Usa término santificación para referirse a la justificación . Indistintamente.

En JesuCristo somos un pueblo santo: preciso que se encarnara para constituir una nueva humanidad a través de su muerte y resurrección.-----> Por natu somos sucios, en Jesús somos santificados. Hb 10.19 19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne

Por Él somos santificados en su sangre, hechos aptos para vivir en la presencia de Dios.

Jesús, como hombre tuvo que andar ese camino, el Santificador tuvo que ser santificado. Jn 17.9 Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.

La diferencia es que nosotros hemos de ser santificados para ser salvos, y Él para ser nuestro Sumo Sacerdote y sacrificio. Se santificó para el ministerio que iba a obrar en nosotros.

DE UNO PROCEDEN TODOS:

Todos procedemos de uno. Tenemos un mismo origen y Padre.

Jesús: Él nació por obra del Espíritu Santo, fue el Padre que le envió.

Nuestro orígen: 1 Pe 1.3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos

Diferencias entre Él y nosotros:

Él es el Hijo con H, nosotros con h minúscula.

Él posee una relación única e irrepetible con el Padre.

Él es Hijo de Dios desde la eternidad, nosotros lo somos porque Él nos da vida eterna.

Al hacerse hombre podemos decir "de uno son todos", compartimos bendiciones porque Él comparte nuestra naturaleza nosotros podemos compartir de la suya.

Tres textos sobre su identificación.

Nos lleva a alabar a Dios. (Sal 22.22)

El Sal 22 comienza citando los sufrimientos del Mesías, la 2ª parte da alabanza a Dios.

1º se habla de la pasión de Cristo, 2º el Santificador se alza en medio de su iglesia para estimular la alabanza a Dios. Él dirige la alabanza de Su pueblo. Jn 17.4-6..

Por la obra de Cristo unos rebeldes ingratos se convierten en hijos agradecidos que viven para alabar a Dios (Ef 1.6,12,14).

Vive una vida de fe. (Is 8.17).

Los creyentes y Xto somos hermanos. Tenemos en común nos sólo el mismo Padre, sino una fuerza motriz, un principio rector: el principio de la fe.

Como hombre Xto tuvo que vivir por fe, vivió como creyente. El secreto de su vida era su confianza en Dios, se alimentaba de la Palabra y fundaba Su vida sobre ella.

Su descendencia. (Is 8.18)

Contexto: Is tuvo hijos que fueron por señales (Is 8.3-4).

Contemplando los sufrimientos de Cristo recordamos que su muerte anuló su posibilidad de tener descendencia. Lee imp Is 53.10-11. esos hijos nacerán no solo después de su muerte, sino como el fruto de su aflicción. Mira Jn 21.4-5.

DE UNO SON TODOS. Conclusión.

La estrecha relación del santificador con los santificados: participan de una misma fe, son hermanos, son hijos, de uno son todos.

Él, que es eterno, no se avergonzó de participar de nuestra naturaleza humana. Y ahora, Él que es perfecto en santidad, no se avergüenza de que nosotros participemos de Su naturaleza, y somos hermanos (Aplic: me gusta destacar, pero cuando elevan a alguien a mi rango me siento receloso.... no s muy buena ilustr).

Unigénito Hijo de Dios-----> en relac con Dios, eterno, su misma natu, es Dios.

Primogénito--------------------> en relac con nosotros Rm 8.29: Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

¡Cuanta misericordia! Llevó nuestra vieja naturaleza en la cruz, resucita a una nueva vida y nos concede que compartamos su vida y encima se vuelve a nosotros y nos llama: mis hermanos, hijitos. Es como una madre que mira con cariño el fruto de la aflicción de su alma y no se averguenza.

¿Nos avergonzamos de Él?. Los hebreos empezaban a avergonzarse de un Mesías crucificado.

No nos avergoncemos de la cruz, por ella llegamos a ser santificados y tenemos acceso a Dios, es nuestro orgullo y gloria (Gal 6.14).

Su muerte: victoria sobre el diablo

Su encarnación:su muerte anula al diablo.

v.14 Participó de carne y sangre (Mero cristianismo). Se hizo hombre por completo.

El diablo incitó nuestra rebelión contra Dios y luego (traidormente exige a Dios "la paga del pecado es muerte".

Jesús, hecho hombre, muere en nuestro lugar, satisface la justicia de Dios y arrebata el control que el diablo ejerce sobre las vidas de los cautivos.

libra a los que están en servidumbre.

La muerte tenía sujetas (esclavidas a los hombres) unos por tenerle pánico, y otros por huir de ella, evadiéndose.

Su papel como nuestro Sumo Sacerdote.

Hecho hombre como nosotros (17)

Conoce la naturaleza humana, debilidades y luchas, así debe ser un sacerdote, y misericordioso y fiel.

Poderoso para socorrer a los que son tentados (18)

Conoce lo que es la tentación, a niveles que nosotros no hemos experimentado. él ha probado toda la artillería de Satanás, nosotros sólo los primeros golpes de la pelea (antes de darnos por vencidos).

 


Volver a la página de estudios - Volver al menú principal