Busca la sabiduría.

Prov. 1-9


Texto a memorizar: Pr 1.7 “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová”.


En este estudio descubriremos la gran cantidad de enseñanza práctica que hay en el libro de Proverbios y cómo aprovecharla. El desafío es que este verano estudiemos Proverbios y lo llevemos a la práctica.



Intro: Si visitas una librería encontrarás muchos libros que intentan enseñar sabiduría para muchos aspectos de la vida:

Psicología y relaciones: “Tus zonas erróneas” Wayne Dyer

“Yo estoy bien, tú estás bien” Thomas A. Harris

Matrimonio y pareja: “Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus” Jhon Craig

Trabajo, relaciones laborales: “¿Quién se ha llevado mi queso? Spencer Jonson

“Piense y hágase rico” Napoleón Hill.

El libro de Proverbios, en un solo libro habla de todas estas cosas y muchas más,


Explicación de Pr 1.7: W. McDonald dice que es el texto clave del libro. La explicación es que temer a Dios (en el sentido de reverenciar, obedecer y confiar) es la parte más importante de la sabiduría.

Temor de Dios: No es miedo de Dios, sino un temor reverente, un tremendo respeto, admiración y confianza, así como el deseo de no querer desagradarle.

Sabiduría: Conocimiento aplicado a la vida.


Los beneficios de la sabiduría.


Si te dan a escoger entre dinero o sabiduría, ¿qué escogerías?. Proverbios nos da la respuesta:

4.7 “Sabiduría ante todo, adquiere sabiduría, Y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia”.

3.14 “su ganancia es mejor que la ganancia de la plata….”


a) Disfrutar de la VIDA. “Ella es árbol de vida a los que de ella echan mano” (3.18).

La vida está compuesta de muchas áreas y del equilibrio entre estas, la familia, el matrimonio, los hijos, el trabajo, las finanzas personales, las relaciones personales, la relación con Dios, cómo vivir la vejez, etc…

La promesa del libro de Proverbios es que la sabiduría, que aquí nos viene revelada, es árbol de vida, pero… tienes que echar mano de ella. Tienes que aplicarla, vivirla. El conocimiento no sirve de nada si no lo trasladas a la experiencia diaria.


b) TRABAJO. Conducirse con sabiduría en el trabajo es fundamental, al fin y al cabo pasamos casi la tercera parte de nuestra vida allí.

Un empresario le comentó a un pastor que su negocio le iba bien, pero que el problema eran las personas, los vendedores podrían ganar para pagar sus casas, ahorrar, pero terminaban haciendo tonterías como tratar mal a los clientes, mentir, tener mal genio con otros.

Proverbios nos da mucho consejo sobre el trabajo:

22.29 “”¿Has visto hombre solícito en su trabajo? Delante de los reyes estará; No estará delante de los de baja condición” SER DILIGENTES, en el 10.4 dice “la mano de los diligentes enriquece”.

Los diligentes terminan gobernando: “La mano de los diligentes señoreará” 12.24.

A no ser CHISMOSOS EN EL TRABAJO: “El que guarda su boca, guarda su alma, Mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad” 13.3

A no enredarnos en disputas “”Honra es del hombre dejar la contienda; Mas todo insensato se envolverá en ella” 20.3.

A no alegrarnos cuando le pasa algo malo al que nos hizo daño “Cuando cayere tu enemigo, no te regocijes, Y cuando tropezare, no se alegre tu corazón. No sea que Jehová lo mire, y le desagrade Y aparte de sobre él su enojo” 24.17-18.

c) DINERO, LA CODICIA

Ofrenda, generosidad. 3.9 “Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos, Y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán mosto”.

19.17 “A Jehová presta el que da al pobre”. Coincide con la enseñanza de Gálatas acerca de la siembra y la siega.

21.26 “Hay quien todo el día codicia; Pero el justo da, y no detiene su mano” Ser generosos, dadivosos, como Dios mismo. Un ejemplo lo he visto en la persona de mi abuelo, al que continuamente le ví dar con generosidad.

21.17 “Hombre necesitado será el que ama el deleite, Y el que ama el vino y los ungüentos no se enriquecerá”. Esto nos enseña a ser moderados en nuestros gastos, a no vivir por encima de nuestras posibilidades, a no amar el lujo de las cosas caras de por sí. Eso sólo conduce a una cosa, a nunca prosperar.

23.4 “No te afanes por hacerte rico; sé prudente y desiste, ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas, Como alas de águila, y volarán al cielo”. LA CODICIA: el afán por ganar más es una ilusión, la gente que ama el dinero nunca tiene suficiente, siempre están insatisfechos, algunos están dispuestos a hacer lo que sea y se meten en graves problemas.

30.8 “No me des pobrezas ni riquezas; mantenme del pan necesario. No sea que me sacie y te niegue, y diga ¿Quién es Jehová?”. Esto es contentamiento, estar agradecidos con lo que Dios nos ha dado, a valorarlo y disfrutarlo.

20.21 “Los bienes que se adquieren de prisa al principio, No serán al final bendecidos” ¿LOTERÍA? Es un texto que se puede interpretar de muchas maneras, pero creo que la idea es esta, adquirir cosas con demasiada facilidad no le hace bien a nadie. Pensad en el niño rico que se lo encuentra todo hecho en la vida, es la misma idea. Lo ideal para nuestro crecimiento como personas es que los bienes que obtengamos sean por medio de nuestro trabajo (por supuesto, un estudiante, un hijo, o un jubilado tienen o tuvieron su trabajo), pero la Biblia lo que enseña es la dignidad del trabajo y la bendición de comer del fruto de nuestro trabajo, lo contrario no es beneficioso.

Y aquí llegamos al tema de las loterías. Aplicando este texto esos bienes adquiridos fácilmente y sin esfuerzo no son bendecidos, por varias razones: 1) la codicia no hace bien a nadie, y es la codicia lo que a muchos les lleva a comprar lotería 2) es un dinero mal invertido, matemáticamente es más fácil que te caiga un rayo a que te toque la lotería, es las probabilidad entre 1 y 14 millones y medio (la probabilidad de acertar en un dado es de 1 de 6), la probabilidad de que te caiga un rayo es de 1 en 4,3 millones, la probabilidad de morir en un avión 1 de 5000.

Cada español gasta cada año 208 Euros de media en lotería, ¿es una buena inversión?.


d) RELACIONES PERSONALES

21.14 “La dádiva en secreto calma el furor, Y el don en el seno, la fuerte ira.” Nos enseña cómo apaciguar una disputa. He oído de una mujer que para reconciliarse con su suegra, le hizo una tarta que le gustaba especialmente.

12.18 “Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es medicina” Algunos dicen “lo que pasa es que a mí me gusta hablar claro y decir las cosas como son”, pero lo que son es maltratadotes.

13.20 “El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado” Las AMISTADES que debemos frecuentar nos influencian. El creyente debe vivir en el mundo, pero su amistad íntima la debe procurar con aquellos que aman a Dios, y así ser influenciado por ellos.


e) NUESTRA RELACIÓN CON DIOS.

28.9 “El que aparta su oído para no oir la ley, su oración también es abominable”. La obediencia agrada a Dios y predispone su favor hacia nosotros.

28.13 “El que encubre sus pecados no prosperará, mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia”.

15.26 “Abominación son a Jehová los pensamientos del malo; Mas las expresiones de los limpios son limpias” LOS PENSAMIENTOS son fundamentales, tal como enseñó Jesús en el Sermón del monte.

15.3 “Los ojos de Jehová están en todo lugar, Mirando a los malos y a los buenos” ¿Cómo debería afectarte a ti saber eso?, algunos cuando no están en la iglesia hacen cosas que no harían delante de los pastores o de sus hermanos, o cuando están a solas, pero si somos conscientes de Dios lo ve todo, podremos vivir en Su presencia.

¿Inseguridad?, ¿temor?, ¿baja autoestima?, la Biblia enseña que si tenemos mucha confianza en Dios, seremos personas seguras y tranquilas.


Cómo beneficiarnos de la sabiduría.


1. Cree en Jesucristo. Es el primer paso que debe dar todo ser humano, al vivir enemistado contra Dios, como todos hemos vivido, ajenos de Dios, debemos buscar el perdón y la reconciliación. Jesús dice en Mt 11.28 “Venid a mí…”. Cuando Cristo murió en la cruz pagó por nuestros pecados y abrió una puerta para que te reconciliaras con Dios, debes creer que Él murió en la cruz por ti y resucitó para darte una nueva vida.

2. Teme a Dios. Pr 1.7. Eso quiere decir, que conozcas a Dios, confíes en Él más que en cualquier persona, que le obedezcas.

3. Aplica tu corazón a la enseñanza. 23.12 “Aplica tu corazón a la enseñanza, Y tus oídos a las palabras de sabiduría”. Este mandamiento llena el libro de Proverbios por todos lados. Quiere decir que todo cristiano debe ser un estudiante, una persona que está dedicada al conocimiento de Dios, a indagar, leer, meditar, repasar, la Biblia, que es Su Palabra.

¿Qué te parece comenzar este verano estudiando el libro de Proverbios?, puedes leer un cap. Cada día.

Busca la sabiduría 3 de 3