RIESGOS DE EVITAR UNA TRANSFUSIÓN SANGUÍNEA "NECESARIA".

Dr. JOHN DOYLE, MD, Ph.D., FRCPC UNIVERSITY OF TORONTO / THE TORONTO HOSPITAL

WWW Home Page: http://doyle.ibme.utoronto.ca/
djdoyle@inforamp.net
Octubre 27, 1997
Aunque es mucho lo que se ha reestudiado en cuanto a la relación riesgo/beneficio de las transfusiones de sangre, si se toma en cuenta las implicaciones del virus de Inmunodeficiencia adquirida y del SIDA, las transfusiones sanguíneas continúan siendo esenciales en un alto número de casos clínicos. Los pacientes que rechazan una transfusión sanguínea, que su doctor ha estimado como absolutamente indispensable desde el punto de vista médico, se colocan a sí mismos bajo riesgo de morir por anemia severa.
Por ejemplo el análisis efectuado por Carlson et al. (Lancet 1988; 1:727) que estudió 125 casos de cirugía en pacientes Testigos de Jehová , que por sus creencias rechazaron las transfusiones sanguíneas encontró que mas del 60% de los pacientes cuya hemoglobina preoperativa cayó por debajo de 6g/dL murieron después de la cirugía. El estudio completo se cita a continuación:

Hemoglobina Preoperativa

Mortalidad

< 6 g/dL

61.5%

6.1- 8 g/dL

33%

8/1-10 g/dL

7.1%

> 10 g/dL

0%

¿Cuándo se hace "necesaria" una transfusión? Una respuesta razonable sería que cuando el evitar la transfusión coloque al paciente en "alto riesgo" de daño, no siendo la misma transfusión tan riesgosa. Por ejemplo, si el riesgo de padecer un ataque cardíaco (infarto al miocardio), o un derrame cerebral (accidente cerebrovascular) como consecuencia de anemia severa, es por decir algo del 15%, mientras el riesgo de transmitir una patología originada en la sangre es del 0,5%, muchos médicos pueden considerar la relación riesgo/beneficio como muy aceptable.
Sin embargo, en la vida real los números específicos no están disponibles, es por ello que en la práctica, debemos confiar en el juicio clínico, y en las tablas de guía obtenidas. Por ejemplo Carson, (American Journal of Surgery 1995;170 (6A supp): 325) sugiere que pacientes con enfermedades cardiovasculares deben mantener sus hemoglobinas en o por encima de 10 g/dL, mientras que en otras enfermedades los pacientes deben tenerla en o por encima de 7g/dL Observe la tabla completa a continuación:

Mantenga la Hb > 10 g/dL

Mantenga la Hb 7-10 g/dL

    • pacientes con enfermedad en arterias coronarias
  • pacientes jóvenes
  • pacientes con historia de falla cardíaca
  • pacientes con buena expectativa de vida
  • pacientes con enfermedad crónica de obstrucción pulmonar
  • pacientes que en términos generales se consideran saludables
  • pacientes con enfermedad vascular periférica

 

    • pacientes con historia de apoplejía o parálisis

 

    • uso de betabloqueadores

 

    • situaciones en las que se esperan pérdidas fuertes de sangre

 

    • pacientes ancianos

 

    • pacientes con poca expectativa de vida

Resumen:

Los pacientes en general, deben mantener su nivel de hemoglobina por encima del 7g/dL si son saludables, con un límite de 10 g/dL para pacientes con enfermedad cardiopulmonar importante. Si un paciente con anemia severa se somete a cirugía sin sangre, la tasa de mortalidad es alta (mas del 60% de mortalidad en pacientes que tenían un nivel de hemoglobina preoperativo de 6g/dL).


A: Canadian Medical Association Journal (Diario de la Asociación Médica Canadiense)

De: Dr. D. John Doyle, M.D., Ph.D.


Noviembre 11 de 1997

Testigos de Jehová "Reformados" que aceptan transfusiones de Sangre.

Al Editor:

Es bien conocido que uno de los apoyos de la fe de los Testigos de Jehová es el rehusar transfusiones de sangre, aun en situaciones de grave peligro o muerte [1]. Este hecho ha contribuido de manera significativa al desarrollo de las técnicas de "cirugía sin sangre" [2,3], así como a demandas legales exitosas contra profesionales médicos que han aplicado transfusiones de sangre a pacientes Testigos, en casos en que la alternativa mas segura hubiese sido la muerte [4].

El propósito de esta carta es el de informar a los lectores de CMAJ de un nuevo movimiento de "reforma" dentro de los testigos que busca que se permitan las transfusiones. Los líderes de este movimiento sostienen que la transfusión de sangre es una forma de transplante de órganos (generalmente aceptada por la iglesia), y que como consecuencia no es una violación a la norma del Antiguo Testamento contra " comer sangre". El movimiento de reforma en la página de Internet (http://www.visiworld.com/starter/newlight/home1.htm) ofrece discusiones detalladas desde las perspectivas bíblica, histórica y teológica que pueden ser de interés para los pacientes Testigos o el personal que les atiende.

El personal clínico que maneja a pacientes testigos con anemia severa, o a la espera de una operación quirúrgica, tiene ahora un nuevo asunto ético a considerar. En su interés de una completa exposición al paciente ¿deberían informar a sus pacientes Testigos sobre la existencia de un nuevo movimiento de reforma que permitiría transfusiones de sangre, o deberían permanecer callados para evitar cualquier "interferencia religiosa"?

D. John Doyle MD PhD FRCPC
Department of Anaesthesia
The Toronto Hospital
200 Elizabeth Street,
Toronto, Canada, M5G-2C4
E-mail: djdoyle@inforamp.net
voice: (416) 340-4800 x 3242
fax: (416) 423-0452
pager: (416) 375-0565

Referencias:

[1] Victorino G, Wisner DH. Jehovah's Witnesses: unique problems in a unique trauma population. Journal of the American College of Surgeons. 184(5):458-68, 1997

[2] Rosengart TK, Helm RE, DeBois WJ, Garcia N, Krieger KH, Isom OW. Open heart operations without transfusion using a multimodality blood conservation strategy in 50 Jehovah's Witness patients: implications for a "bloodless" surgical technique. Journal of the American College of Surgeons. 184(6):618-29, 1997

[3] Mann MC, Votto J, Kambe J, McNamee MJ. Management of the severely anemic patient who refuses transfusion: lessons learned during the care of a Jehovah's Witness. Annals of Internal Medicine. 117(12):1042-8, 1992

[4] Brahams D. Jehovah's Witness transfused without consent: a Canadian case. Lancet. 2(8676):1407-8, 1989