Glorificando a Dios en lo secreto

Después de aquellos días concibió su mujer Elisabet, y se recluyó en casa por cinco meses, diciendo: Así ha hecho conmigo el Señor en los días en que se dignó quitar mi afrenta entre los hombres.
Lc 1.24

Elisabet era una mujer despreciada, su afrenta era no tener hijos, y esto le causaba un doble dolor. Pero lo principal para ella era disfrutar de un hijo dado por Dios. Por eso, cuando le es concedido ese deseo, opta por disfrutarlo en la intimidad, en lugar de lucir orgullosa los signos visibles del embarazo. ¿Por qué? quizás pensó que los dones de Dios eran para ella, y no para cobrar venganza sobre sus burladores.
Debemos alabar a Dios en nuestra intimidad, y disfrutar de sus dones, no para reivindicarnos frente a otros, sino para glorificar a Dios.

Un Dios restaurador

Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo. Marcos 16.7

La mención del Señor Jesús a Pedro no es casual. Si Jesús no la hubiera hecho con toda seguridad Pedro no se hubiera sentido incluido al no saberse digno de ser considerado apóstol. Pero Jesús añade “y a Pedro”, lo cual sin duda despertó a Pedro y recibir el mensaje del Señor a ser restaurado.
No debe ser fácil perdonar a un amigo que te abandonó en tu peor momento, en nosotros es suele generar rencor y heridas que tardan en cerrarse, Jesús sólo quería verlo y confirmarle su amor y confianza. A nosotros, nos gusta regodearnos en nuestras heridas y rencores, al Hijo de Dios le gusta crear paz y restaurar su amistad con los que le dejaron.

Trincheristas o Generales

¿Eres consciente de que estamos en una guerra?. Es muy poco tiempo el que tenemos y debemos valorar muy bien nuestros recursos y lo que está en juego, lo que podemos perder.
Lo que está en juego son las almas de los seres humanos y la edificación de la Iglesia. Antes que tú y que yo, otros entendieron muy bien lo que estaba en juego e hicieron grandes sacrificios para hacer posible la extensión del Reino de Dios en las vidas de los seres humanos. Sacrificaron su comodidad, su dinero, su seguridad, y hasta sus vidas. ¿Te gusta el evangelio, disfrutas de la nueva vida? eso es gracias a un esfuerzo misionero increíble. Y eso, amigo mío, te hace deudor. No lo has recibido para quedártelo, lo has recibido para seguir transmitiéndolo a otros.

Pero quizás en el camino te han seducido los cantos de sirena del mundo, sí, vas los Domingos a la reunión (o no todos, sólo algunos) y te identificas ante otros como cristiano “evangélico”. Quizás llevas a tus hijos a la Escuela Dominical, o incluso colaboras en alguna medida con el sostenimiento de la iglesia. Eso está muy bien, pero no es suficiente.

No es suficiente porque muchos de nosotros no tenemos todavía la mentalidad de soldado en tiempos de guerra. Quizás nos acomodamos.

12 hombres pobres trastornaron el mundo entero. Amenazaron a los poderes religiosos y políticos y modificaron para siempre a la Imperial y pagana Roma. Tuvieron que pagar un precio muy alto.

¿Y qué tiene que ver eso conmigo?. El cristianismo se ha acomodado en Europa y está agonizando en algunos sitios porque ha perdido su identidad militante. Es por eso que los jóvenes salen de nuestras iglesias, porque no hay reto, llamado, desafío, ni fe palpitante en un cristianismo acomodado y temeroso de perder su confort. Han sido animados a “entregarse a Cristo”, pero esa entrega significa: hacerte miembro, dar el diezmo, servir en un ministerio y ser más o menos moral. ¿Qué tiene eso que ver con el “Ven y sígueme”?. Esto es una cuestión de todo o nada, no de “siéntate aquí y compórtate”.

En relación a los jóvenes no debemos pensar que la forma de ganarlos es tener reuniones emocionantes, alabanza vibrante y prédicas cautivadores. Creo que tiene que ver con crear comunidades de fe que hacen real la presencia de Dios y el reto a vivir como Cristo en un mundo tan necesitado como hostil a los valores del Reino.

Esto supone muchos cambios. En tu forma de ver las cosas, en tu forma de relacionarte con Dios, y en tu forma de relacionarte con ¡todo!.

En nuestra sustitución de valores por sus falsificaciones hay otro elemento preocupante que se nos ha presentado como “cristianismo” en su forma más elevada, este es el paradigma de éxito cristiano: el predicador popular, el artista cristiano de éxito, admirados y envidiados a partes iguales. Estos son nuestros nuevos papas, líderes con capacidad de convocar, cuyos mensajes son raramente cuestionados y que han despertado la idolatría en muchos de nosotros, unos los veneran, y otros quieren alcanzar ese éxito.

Por supuesto, el lenguaje que usamos es espiritual, buscamos “servir al Señor para alcanzar a las naciones”, “crear un ministerio para alcanzar a esta generación”. No dudo que haya personas auténticas en ministerios de ese corte, pero ninguno somos ajenos a que detrás de esas palabras se esconden secretas ambiciones.

En el Encuentro de líderes de jóvenes convocado por Especialidades Juveniles lo que más me gustó fue la intervención de Marcos Vidal, cuyas palabras se me quedaron grabadas, dijo algo así: “Hay varias cosas que necesitan los jóvenes hoy, una de ellas es saber qué es la definición de éxito. Yo he tenido la oportunidad de conocer a personalidades del mundo de la música cristiana, y debo decir que mucho no son cristianos, por más que sean admirados. Dios cree en los anónimos, en esos creyentes que sirven fielmente y no son reconocidos.
“Otra necesidad es el de conocimiento bíblico, vivimos tiempos de gran ignorancia bíblica. Yo sé que la Reina Valera no es muy popular, pero yo tengo esta Biblia clavada aquí (dijo agarrando su nuca con una mano”. Si la obra juvenil va a prosperar será gracias al conocimiento de Dios a través de la Biblia”.

¡Cuanta sabiduría y cuanta sencillez en medio de un mundo de ídolos y adoradores idólatras, de músicos de éxito y predicadores motivacionales!. Sólo hay un tipo de cristianismo: el cristianismo discreto, militante, fiel, abnegado, lleno de fe y compasión, plenamente satisfecho de todo lo que Dios ha ganado en Cristo y asombrado de la Gracia del Creador en su favor.

Un dios a tu medida

El Cristo, Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, para que veamos y creamos. También los que estaban crucificados con él le injuriaban. (‭S. Marcos‬ ‭15‬:‭32‬ RVR1960)

“Si es el Cristo que haga esto, entonces creeremos”, eso es lo que decían los sacerdotes, y eso es lo que cada año dicen aquellos que sólo creen si Dios hace lo que ellos dicen.
Para este tipo de incrédulo el listón de como debe ser Dios lo tienen ellos, y si Dios no se amolda a las normas que ellos han puesto, ¡entonces no es Dios en absoluto!.
Es por eso que ante Dios solo hay dos opciones, o rendirse a El o rechazarlo. O rendirse tal como El se ha revelado, o huir de él.
Aquellos sacerdotes querían un líder político, y se perdieron un Salvador que les podría reconciliar con Dios. Es lo malo de ponerle condiciones a Dios, te pierdes demasiado.

(Tomado de mis notas devocionales)

Las tres marcas del creyente

Si deseas escuchar únicamente el audio o descargarlo en mp3 puedes usar el enlace más abajo:

Velad

Esta mañana he compartido con mis queridos hermanos de mi grupo casero unas notas devociones de mi lectura de esta mañana, y he querido compartirlas con vosotros. ¡Os deseo un bendecido día lleno de las misericordias de nuestro Señor!

Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la mañana; para que cuando venga de repente, no os halle durmiendo. Y lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad.

Marcos 13.35-36

¿Cual es propósito de este capítulo 13? Estas advertencias tienen como fin que nuestra forma de vivir sea tal que cuando el Señor vuelva no tengamos de qué avergonzarnos. Todo aquello de lo que disfrutamos es suyo, la Iglesia que tanto nos bendice es suya, las riquezas y el tiempo del que disponemos son sus bienes, y nosotros los estamos administrando, ¿vamos a ser negligentes o diligentes?.
El énfasis de la profecía bíblica tiene que ver con nuestro celo por las cosas espirituales y con nuestra coherencia como creyentes, ¿somos creyentes activos o durmientes?, ¿celosos o perezosos?, ¿espirituales o carnales?, ¿amorosos o egoístas?. ¡Que el Señor nos encuentre ocupados en Él y viviendo como Él desea!, ¡Él viene pronto!.

Hermanos mayores

Mas aquellos labradores dijeron entre sí: Éste es el heredero; venid, matémosle, y la heredad será nuestra. 8Y tomándole, le mataron, y le echaron fuera de la viña. 9¿Qué, pues, hará el señor de la viña? Vendrá, y destruirá a los labradores, y dará su viña a otros.

Mc 12.7-9

 

Dios es el dueño de Su pueblo y a Él debemos dar cuentas de nuestra conducta, y nuestro cuidado responsable de aquellos que son suyos. Cualquier posición de liderazgo está sujeta a esta verdad: que el Señor de la Viña puede (y debe) quitarnos de una posición de siervo-líder si nuestro proceder no es responsable ni leal con los que son suyos.
Eso nos debe hacer pensar en nuestra actitud hacia la iglesia: es mucho más que un lugar donde recibir, no debe ser el lugar donde gratificar nuestras necesidades, sino que debemos ir como hermanos mayores a cuidar a nuestra familia. La iglesia es labranza de Dios, y nuestra misión es servir y cuidar de los más pequeños en la congregación (entiéndase eso como aquellos que están madurando en el Reino).

enRedate, conclusiones del encuentro de líderes de jóvenes

IMG_4383

Recuperar antiguas amistades no tiene precio. Tampoco lo tiene ver lo que otros están haciendo en otros lugares de España en la obra juvenil, alguien quizás diria que estamos en un momento crucial, pero lo cierto es que cada momento es crucial, porque cada instante en la vida de un joven es trascendente.

Mis felicitaciones a los hermanos que organizaron el encuentro. Un 10 para la organización de EnRedate, por buscar un lugar increíble a un precio alucinante, y por hacerlo todo tan bien y estar tan pendientes de los detalles queno se echo de menos nada, a pesar de las dificultades que tuvieron manejando el tiempo y tantas personas con ganas de compartir.

Me encanto conocer a personas tan interesantes que están reflexionando que están teniendo el valor de iniciar nuevos caminos en la Obra, charlar con ellos y escucharlos fue asombroso y muy. Instructivo.

Había personas como David, de la antigua CIE, al que lo conocía hace mas de 10 años, y ahora es un hombre casado, sirviendo en su iglesia local. Volver a encontrarme con él realmente me alegro el día. Las charlas que tuvimos en los tiempos de comida me supieron a poco.

Los talleres fueron muy reveladores, me encantó el formato de las charlas, lo que llamábamos “foro”: una breve exposición seguida por varias preguntas, y un tiempo abierto donde cualquiera podía aportar con 1 minuto de tiempo para su participación, pero pudiendo repetir.
Veo varias necesidades en la obra juvenil hoy en día. Por un lado la necesidad de un mayor énfasis en el discipulado personal. Hacemos un buen trabajo en las reuniones de grandes, con alabanza, etc… Pero necesitamos emplear más tiempo en pocas personas, siguiendo el método que el Señor Jesus nos dio. Creo que pocos saben cómo empezar a practicarlo. Desde mi comprensión de la Biblia no hay otro camino, si te considerar un líder y no estas discipulando, estás desperdiciando tus fuerzas en algo que no te dará los frutos que quisieras ver, ya que no sigo las líneas del Maestro.

Por otro lado veo una gran necesidad de estudio Bíblico, de mensajes que se ciñan a la Palabra de Dios, que sean capaces de entenderla, explicarla, aplicarla, con fuego y pasión. Estoy muy agradecido por los ponentes y su capacidad de transmitir, realmente disfrute mucho del mensaje de Helder, pero tenemos que abundar mas en un tipo de predicación que es netamente bíblica y proféticamente relevante en los tiempos que vivimos.

El predicador debe ser un hombre de estudio, de lectura, y su principal libro debe ser la Biblia. Me encanto ver a los hermanos de GBU con las publicaciones de Andamio, para mí lo mejor a nivel evangélico, con otras editoriales como el Estandarte de la verdad y editorial Peregrino, entre otras.

Me quedo con ganas de más, pero sobre todo la necesidad de seguir reflexionando en todo lo que hemos hablado y en seguir construyendo redes de trabajo y apoyo ministerial que nos permitan ser más eficaces.

EnRédate, una experiencia para recordar

Os comparto en un audio algunas de mis experiencias del encuentro de jóvenes EnRédate, que ha tenido lugar este fin de semana. Con tantos contenidos queda mucho para seguir trabajando y reflexionando. Os comparto este audio (que forma parte de mi antiguo e irregular podcast) donde comento impresiones, agradecimientos, propuestas, e incluso me pongo nostálgico :-D

 

 

Pasaje al infierno

IMG_1302No, no es nada popular hablar del infierno hoy en día (¿cuando lo ha sido?). Y más cuando en fiestas como Halloween se trivialidad la crueldad, el asesinato, o las falsas bondades del Hades.

En el grupo de jóvenes hemos hecho algo muy especial, un particular pasaje del terror cuyo tema era el infierno. En grupos de 5, los jóvenes iban atravesando distintas salas donde eran testigos de los tormentos de personas que vivieron sin tener en cuenta a Dios. El cristiano carnal, la mujer que vivía para su belleza, o la profesional que lo dio todo por su carrera profesional. El recorrido termina en la “última sala” donde escuchaban un mensaje de 5 minutos sobre la victoria de Cristo sobre la muerte, el pecado y Satanás.

El objetivo no era aterrorizar, sino advertir del terrible peligro que es vivir sin Dios. Ni más ni menos que lo que pretendía el Señor Jesús, Quien habló mucho más del Infierno que de las bondades del Cielo.